La rebaja del IVA solo abarata un 5%, pero sube un 27% anual

15 de agosto de 2021

El Índice de Precios del Consumo publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que la rebaja del IVA impulsada por el Gobierno para reducir la escalada del precio de la luz consiguió abaratar un 5% la electricidad en julio en comparación con el mes anterior. 

Compartir en:

El precio de la electricidad, según Estadística, venía de una racha al alza anotando subidas del 0,6% y el 6,4% en mayo y junio, respectivamente. Pese a este abaratamiento mensual, sin embargo, en tasa interanual los precios de la electricidad escalaron un 26,9% durante el séptimo mes del año, una subida notable aunque algo más tímida que la que venía observándose hasta la fecha. En abril, mayo y junio, las crecidas interanuales oscilaron entre el 36% y el 37%.

El Boletín Oficial del Estado del pasado 25 de junio recogía el Decreto ley aprobado por el Ejecutivo en el que se incluían las rebajas de algunos de los impuestos que afectan a la factura de la luz. En concreto, desde el sábado 26 de junio, el IVA de la energía eléctrica bajó del 21% convencional al 10% para todos los consumidores con potencia contratada de hasta 10 kilovatios (kW), ya fuesen particulares o empresas. A su vez, se fijaba que este gravamen seguiría en ese 10% hasta fin de año, siempre que el precio en el mercado mayorista se mantenga por encima de los 45 euros por megavatio hora (MWh), algo que parece que seguirá cumpliéndose al menos en el corto plazo.

En julio de 2021, según los datos oficiales, el precio medio cerró en los 92,42 euros por MWh, un récord mensual histórico tras el registrado en junio (83,3 euros). En el séptimo mes del año 2020, por el contrario, el precio por MWh cerró en los 34,6 euros. El viernes, con el último récord histórico diario registrado, el precio medio llegó a los 117,29 el MWh, superando los 115,83 euros anotados una jornada antes. Mientras que la rebaja del IVA afectó a todos los consumidores, la subida de precios llegó solo a los cerca de 10 millones de hogares que tienen la tarifa regulada, lo que explica el comportamiento de los precios.
La escalada de los precios energéticos es una de las responsables de que el índice que mide el encarecimiento o abaratamiento de la cesta de la compra en España alcanzase en julio su nivel máximo desde comienzos del año 2017, tras anotar una subida general del 2,9% respecto al mismo mes de 2020.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda