Las empresas en ERTE, proclives a buscar financiación

22 de agosto de 2021

El 62% de las empresas acogidas a suspensiones de empleo solicitó financiación, frente al 50,8% de las que no solicitaron estas ayudas para afrontar las consecuencias de la pandemia de Covid.

Compartir en:

Además, solo un 1,1% de los participantes en la encuesta declara que la entidad de crédito no ha querido conceder la financiación o ellos no han aceptado las condiciones, según los datos aportados por el Informe sobre el impacto económico de la Covid-19 sobre la pyme en España, elaborado por el Consejo General de Economistas. Así, se comprueba que tan solo el 1,3% de las pymes que han intentado acceder a líneas de financiación tenían la solicitud en trámite, mientras que el resto de las solicitudes se han aceptado por las entidades de crédito en las mismas condiciones que en años anteriores (80,6% de las empresas que solicitaron financiación) o en peores condiciones (el 16,9% de esas empresas).


El acceso a financiación también se analiza en el Informe considerando el tamaño de la empresa, distinguiendo entre las que están acogidas a un Erte o ERE y las que no, en función de la antigüedad y del sector de actividad de la empresa. En cuanto a la antigüedad de la empresa, las que tienen 10 años o menos son las que, en mayor porcentaje, solicitó financiación a las entidades financieras. Así, el 58,5% de las jóvenes solicitó un crédito frente al 55,6% de las maduras.
Por lo que respecta al tamaño, se aprecian diferencias estadísticamente significativas en cuanto al porcentaje de empresas que han intentado acceder a líneas de financiación de entidades de crédito. Así, el 66,7% de las empresas medianas solicitó financiación, frente al 47,6% de las microempresas.
La diferencia se explica porque la microempresa se autofinancia, principalmente. Así lo manifiesta el 47,0% de ellas, frente al 29,2% de las empresas medianas que se autofinancia. Sin embargo, al analizar el panel B que refleja el resultado de la solicitud de financiación, el factor tamaño no muestra resultados estadísticamente significativos. En torno al 80% de las empresas de todos los tamaños ha conseguido financiación en las mismas condiciones que en años anteriores.

Una vez solicitado el crédito, las empresas jóvenes se ven más limitadas para su obtención. Así, el 4,2% de las empresas jóvenes no obtuvo la financiación solicitada (0,6% de las maduras), al 2,1% de las jóvenes se les aceptó la operación, pero la empresa rehusó porque las condiciones se endurecieron (0,0% de las maduras), y para el 4,2% de las empresas jóvenes las solicitudes todavía estaban en trámite (0,8% en el caso de las maduras). Por último, en cuanto al sector de actividad se encuentran diferencias significativas en la solicitud de financiación. La construcción es el sector en el que menos pymes solicitaron financiación a las entidades financieras. Así, solo el 41,4 de las constructoras solicitó financiación, frente al 56,2% que se autofinanciaron. En el resto de los sectores analizados (industria, comercio y servicios) ocurrió lo contrario. No surgieron diferencias significativas entre los sectores en lo que se refiere al resultado de la solicitud de financiación.

El análisis sobre el acceso a la financiación bancaria se completa con la discusión sobre las condiciones de la financiación: coste y volumen de la línea de financiación, comisiones y gastos, garantías y avales que deben aportarse y plazo de devolución de los recursos.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda