A PESAR DE LA SUBIDA DE PRECIOS

El turismo nacional protagoniza el crecimiento del sector

24 de agosto de 2021

Como era de esperar, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros aumentan un 125,0% en julio respecto al mismo mes de 2020, pero este crecimiento presenta la particularidad de que los viajeros residentes en España superan los niveles de antes de la pandemia. La tasa de julio respecto al mismo mes de 2019 es del 0,4%.

Compartir en:




Otro detalle a tener en cuenta es el hecho de que los ingresos aumentan un 15,5%. En este contexto, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros superan los 26,3 millones, un 125,0% más que en el mismo mes de 2020.
Respecto de julio de 2019, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros presentan un descenso del 38,9%. Sin embargo, las pernoctaciones de los viajeros residentes en España aumentan un 0,4%, mientras que las pernoctaciones de los no residentes bajan un 59,5%.
Atendiendo a la procedencia, las pernoctaciones de los viajeros residentes en España, que representan un 56,6% del total, aumentan un 97,4% en tasa anual. Por su parte, las de los no residentes suben un 175,0%. Por otro lado, la estancia media aumenta un 15,8% respecto a julio de 2020, situándose en 3,1 pernoctaciones por viajero.
En los siete primeros meses de 2021 las pernoctaciones hoteleras suben un 7,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Las de residentes aumentan un 48,0%, mientras que las de extranjeros disminuyen un 25,4%. Durante julio están abiertos en España 14.462 establecimientos hoteleros, un 17,3% más que en el mismo mes de 2020, lo que representa un 74,3% del total del directorio de establecimientos en este mes.  Illes Balears, Andalucía y Cataluña son los destinos principales del total de viajeros en España en julio, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 230,1%, 107,9% y 120,5%, respectivamente. 

Los destinos principales de los viajeros residentes en España son Andalucía, Cataluña y Comunitat Valenciana, que presentan unas tasas anuales de variación de las pernoctaciones del 101,0%, 101,9% y 132,7%, respectivamente.
Por su parte, el principal destino elegido por los no residentes es Illes Balears, con un 42,5% del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros suben un 242,3% respecto a julio de 2020.Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña y Canarias. En julio se cubren el 52,6% de las plazas ofertadas, con un aumento anual del 47,5%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana sube un 41,0% y se sitúa en el 57,2%. Illes Balears presenta el mayor grado de ocupación por plazas durante julio (61,7%). Le sigue Cantabria, con el 61,5%. 
Por zonas turísticas, la Costa de La Luz de Cádiz alcanza el mayor grado de ocupación por plazas (71,0%) mientras que la Costa de Valencia alcanza la mayor ocupación en fin de semana (77,3%). La Isla de Mallorca registra el mayor número de pernoctaciones en julio, con 4.195.786. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Barcelona, Palma de Mallorca y Calvià. Ribadesella presenta el mayor grado de ocupación por plazas (87,9%) y Begur el mayor grado de ocupación en fin de semana (88,8%).

Los viajeros procedentes de Alemania y Francia concentran el 23,3% y el 14,0%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en julio. El mercado alemán presenta una tasa de variación anual del 158,1% y el francés del 156,3%. Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Reino Unido, Países Bajos y Bélgica (los siguientes mercados emisores) suponen el 13,1%, 5,5% y 4,8% del total, respectivamente.

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se sitúa en el 8,8% en julio, lo que supone 16,4 puntos por encima de la registrada en el mismo mes de 2020, y 0,3 puntos más que la registrada el mes pasado.  La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) es de 102,9 euros en julio, lo que supone un aumento del 15,5% respecto al mismo mes de 2020. Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 57,2 euros, con una subida del 68,0%.
Por categorías, la facturación media es de 237,8 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 111,4 euros para los de cuatro y de 87,4 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías son de 121,1, 65,5 y 50,2 euros, respectivamente.
El punto turístico con mayor ADR es Sant Llorenç des Cardassar, con una facturación media diaria por habitación ocupada de 307,5 euros. Por su parte, el punto turístico con mayor RevPAR es Mérida, con unos ingresos por habitación disponible de 297,1 euros.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda