Los precios industriales frenan su caída

25 de agosto de 2021

La tasa anual del Índice de Precios Industriales (IPRI) general en el mes de julio es del 15,3%, una décima por debajo de la registrada en junio. Por destino económico de los bienes, los sectores industriales con influencia negativa en la evolución de la tasa anual del IPRI general son:

Compartir en:

• Energía, que disminuye su variación más de dos puntos, hasta el 33,5%, debido, principalmente, a que los precios del Refino de petróleo subieron más en julio del año anterior que este año.
• Bienes de consumo no duradero, con una tasa del 3,9%, cuatro décimas inferior a la de junio. Este comportamiento es consecuencia de las bajadas de los precios del Procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos y de la Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales, frente al aumento registrado en 2020.
Por su parte, entre los sectores industriales con influencia positiva destaca:
• Bienes intermedios, cuya variación se sitúa en el 14,9%, más de un punto por encima de la del mes anterior. Destaca en esta evolución el incremento de los precios de la Fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones se incrementan, que descendieron en junio del año pasado.
En julio la tasa de variación mensual del IPRI general es del 1,7%. Por destino económico de los bienes, entre los sectores industriales con repercusión mensual positiva destacan:
• Energía, cuya variación del 4,1% se debe a las subidas de la Producción, transporte y distribución de energía eléctrica, del Refino de petróleo y, en menor medida, de la Producción de gas; distribución por tubería de combustibles gaseosos. La repercusión de este sector en el índice general es 1,340.
• Bienes intermedios, con una tasa mensual del 1,5%, que repercute 0,422, y está causada, principalmente, por el aumento de los precios de la Fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.
Por su parte, el único sector industrial con repercusión mensual negativa en el IPRI general es:
• Bienes de consumo no duradero, que presenta una variación del –0,3% y una repercusión de –0,077. Destaca en esta evolución la bajada de los precios de la Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales y el Procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos.

La tasa anual del IPRI aumenta en 10 comunidades autónomas en julio respecto a junio, se mantiene en una y disminuye en las seis restantes. Los mayores incrementos se producen en Cantabria, Principado de Asturias y Comunidad Foral de Navarra, con subidas de 1,4, 1,1 y 1,1 puntos, respectivamente. Por su parte, Andalucía y Región de Murcia registran los mayores descensos, con bajadas de 2,0 y 1,7 puntos, respectivamente.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda