Entre 2022 y 2025 podrían llegarse a vender 550.000 viviendas anuales

25 de agosto de 2021

Las ventas anuales de viviendas serán de 550.000 entre 2022 y 2025 gracias al crecimiento del sector inmobiliario por la recuperación económica, según las estimaciones de la Asociación Aepsi, que prevé que de cara a los próximos cuatro años, los compradores se decantarán por casas más sostenibles y prevaldrá la certificación energética de tipo ´A´ o ´B´.

Compartir en:

Las grandes urbes y la costa mediterránea, como Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid, son algunas de las zonas preferidas para los futuros compradores, concretamente de los inversores internacionales, ya que representan más de un 30%. En cuanto a lo que resta de este 2021, las previsiones apuntan a que se podrían alcanzar las 450.000 compraventas de viviendas en España. "El teletrabajo ha generado nuevos hábitos y necesidades en los compradores, quienes actualmente buscan inmuebles situados en zonas residenciales y periféricas", asegura el presidente de Aepsi, Iñaki Unsain.
Los agentes inmobiliarios también estiman un incremento del coste de los inmuebles sostenido en el tiempo, por lo que aseguran que es el mejor momento para comprar.

Mientras tanto la evolución de los precios marca su propio ritmo y su recuperación en forma de V se está convirtiendo en una realidad. De acuerdo con los datos del Consejo General del Notariado, junio cerró con un aumento de los precios en vivienda del 2,3% con respecto a los datos de junio del año pasado. Además, los datos ofrecidos por los notarios muestran que los precios de la vivienda aumentaron también del mes de mayo a junio, en concreto un 3,07%, algo que en opinión del experto muestra la tendencia “claramente ascendente” de los precios a partir de la segunda mitad del año.

A pesar de estos aumentos, aún existen, como en todo el período pandémico, asimetrías entre los diferentes tipos de viviendas y su evolución. “Gracias a inmuebles como la vivienda nueva, cuyo precio no ha parado de crecer, la caída general no ha sido tan acusada”, apunta el experto. De este modo, los datos de junio reflejan el “importante aumento” en el precio de las viviendas de tipo unifamiliar, que se situó durante el mes estival en 1.188 euros por metro cuadrado, un 16,5% más que el mismo mes del pasado año.
Este aumento de las unifamiliares se ve contrastado por el descenso del precio de los pisos, que se ha visto disminuido un 1,8% con respecto al año anterior. “Este tipo de inmuebles son los que más castigados se han visto por toda la pandemia”, afirma el experto.
Algunos  expertos achacan estas subidas al período estival, ya que, según apunta “hay una gran disparidad” entre comunidades autónomas, siendo las más turísticas las que han visto incrementados sus precios, destacando Baleares (50,2%); Canarias (18,2%); o Comunidad Valenciana (9,9%), mientras que en otras como La Rioja (-13,5%) o Asturias (-10,6%), se han reducido sus precios.

De cualquier forma y más allá de los incrementos de precio junio ha destacado por la recuperación positiva del volumen de las ventas, que han aumentado un 71% con respecto al junio del año pasado. Esta subida, de acuerdo con Hernández Reche se da porque “el pasado año las compraventas estaban paralizadas” por la pandemia, aunque a pesar de ello destaca la positiva evolución del mercado. “Los precios no se han visto tan afectados por la crisis y en general han aguantado bien, con altibajos, pero recuperar los volúmenes de venta era un gran reto para el mercado inmobiliario”, afirma el experto.
En este sentido, Hernández Reche subraya el aumento de los préstamos para la adquisición de vivienda a nivel nacional, que se sitúan en un 87,7% más respecto a junio de 2020. “Esto demuestra el ánimo de compra de los españoles”, afirma el experto, quien apunta a un “optimismo generalizado” de que vivimos en las últimas fases de la pandemia.

Respecto a la variación mensual, está también muestra un positivo aumento del 8,47%. “Además, crece un 3,1% la cuantía de los préstamos, por lo que se está prestando más y más dinero”, aunque advierte de que la variación interanual muestra un descenso medio de 3,1% en la cuantía de los préstamo

Compartir en:

Crónica económica te recomienda