CEOE: no es el momento de subir el SMI

27 de agosto de 2021

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales  ha reiterado qué no considera que sea momento para subir el salario mínimo interprofesional, tras ser convocada por el Gobierno, junto a sindicatos y la patronal Cepyme, para abordar este aumento.

Compartir en:

Es decir, la postura de la CEOE sigue siendo que no es momento de subir el SMI, amparándose en la necesidad de mantener el empleo y no hacerlo peligrar con un aumento de este mínimo legal. Desde la patronal recuerdan las palabras de su presidente, Garamendi, que calificó los trámites para subir el SMI como “diálogo social entre comillas”, pues se trata de una facultad del Gobierno previa consulta con los agentes sociales, pero, en realidad, es una decisión del Ejecutivo.

Respecto a una posible subida, en la patronal defienden que no es momento de abordar una subida en esta fase de la recuperación económica, y que en todo caso los posibles aumentos deben aprobarse conforme a los acuerdos a los que se llegan en las mesas de diálogo abiertas entre empresas y sindicatos.
Asimismo, en la CEOE remarcan que una subida del salario mínimo no impacta de igual manera en comunidades como Madrid, Cataluña o País Vasco, que en otras como Extremadura, donde el coste de vida es mucho más bajo.
Además, se apoyan en que el SMI ha experimentado entre 2018 y 2020 una subida del 31,8%, algo inédito en la economía española, y además todavía hay empresas y negocios que no se han recuperado de la crisis.

Fuentes del Gobierno confirman que la subida no será retroactiva, pero dejan en manos de la negociación con los agentes sociales si la subida comenzará a aplicarse desde septiembre o ya en octubre. En este escenario, Trabajo y los agentes sociales deberán acordar en qué porcentaje se incrementa este salario. Desde los sindicatos, tanto CCOO como UGT han reclamado reiteradamente la necesidad de incrementar el SMI e incluso habían anunciado movilizaciones si el Gobierno no accedía.
Ahora, Díaz defiende que en un escenario en el que los salarios pactados en convenio están subiendo entre un 1,5% y un 1,8%, no es aceptable que los perceptores del SMI estén perdiendo poder de compra, porque son los que más necesitan que se les ayude. Además, el último dato de inflación se situó en el 2,9%, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidas al mes de julio. El mantenimiento del poder adquisitivo es, precisamente, el mínimo que plantean los sindicatos de cara a la negociación. Sin embargo, esta referencia se limitó al 0,9% a la hora de revalorizar las pensiones y el sueldo de los trabajadores públicos a principios de año.

Este mismo mes la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, confió en que los “buenos” datos de empleo permitan retomar “cuanto antes” la senda de subida del salario mínimo interprofesional (SMI), y recordó que el compromiso del Ejecutivo es llevar el SMI hasta el 60% del salario medio a lo largo de la legislatura. El Gobierno cuenta, además, con la propuesta que realizó en junio el Comité de Expertos sobre la senda de subida del SMI, que recomendaba un aumento para este año de entre 12 y 19 euros mensuales.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda