La brecha salarial, se ha disparado con la pandemia

29 de agosto de 2021

En los primeros momentos de la pandemia, cuando todo era incertidumbre y desconcierto, muchos temieron por sus puestos de trabajo. Para no llegar a tal extremo, se aplicaron los ERTE y los CEO de muchas compañías anunciaron una reducción en sus sueldos para poder hacer frente a la crisis que vendría, además de ser una muestra del compromiso con sus empleados. 

Compartir en:

A pesar de ello, el salario del CEO de una compañía del S&P 500 en 2020 fue de media casi 300 veces el de un trabajador, según el último estudio de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales. Estos datos, sumados a los recabados en años anteriores, evidencian que el abismo salarial entre los CEO del S&P 500 y sus trabajadores no deja de aumentar. Tal y como destaca el estudio, los consejeros delegados de las principales compañías ganaron unos 260.000 millones de dólares cada año de la última década. De esta manera, mientras los trabajadores veían como su salario se incrementaba menos de 10.000 dólares durante ese periodo, el de los CEO aumentaba más de 2,6 millones de dólares.

Una remuneración a la que, además, hay que añadir las compensaciones recibidas en 2020. Según los datos de la AFL-CIO, los CEO de las empresas del S&P 500 recibieron de media una compensación de 712.720 dólares el año pasado. 

Es en el sector del consumo discrecional, que incluye empresas como Amazon, Starbucks o McDonald's, donde se percibe una mayor brecha salarial. En concreto, la diferencia entre el sueldo medio de los CEO y los trabajadores fue de 741 a 1. No obstante, esta tendencia quizás varié este año a consecuencia de la crisis laboral que están viviendo varios países, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido. 

En el caso de Estados Unidos, algunas empresas están teniendo dificultades para cubrir sus vacantes porque muchos trabajadores no están dispuestos a trabajar por el salario previo a la crisis de la Covid o tienen otras preferencias. Esto se tradujo en el mes de julio en un número de vacantes histórico, llegando a superarse los 10 millones. A su vez, esto está provocando que los salarios suban, incluidos los más bajos.   En cuanto al mercado laboral en Reino Unido, se ha desatado una batalla campal por cubrir los puestos vacantes que han dejado los extranjeros que abandonaron el país a consecuencia del Brexit y la reactivación de la economía tras la pandemia. Ante esta situación, las empresas están ofreciendo mejores condiciones, que suelen ir acompañadas de salarios más altos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda