Las diferencias salariales se disparan

06 de septiembre de 2021

Las personas con un contrato a tiempo parcial ganan, por hora, un 29,4% menos de media que los profesionales cuyos empleos son a jornada completa. Así se desprende de los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), que indica que en 2019 los salarios para ambos tipos de contrato aumentaron, aunque la subida fue mayor para las personas que trabajan el máximo legal (un 2,2% frente a un 0,5%). 

Compartir en:


De esta forma, un trabajador a tiempo completo cobra 16,58 euros la hora, frente a los 11,71 euros que percibe un asalariado con jornada parcial. Por otra parte, del estudio se desprende que también ha habido un aumento de la brecha salarial entre las personas con contratos indefinidos y los que tienen uno de duración determinada. Mientras los sueldos de los primeros crecieron un 2,9%, hasta los 16,76 euros por hora; los salarios de los empleados con contratos temporales descendieron una media del 0,5%, hasta los 12,67 euros. De esta forma, la diferencia en las ganancias entre ambos tipos de contrato se ha estirado en el año previo al comienzo de la pandemia hasta el 24,4%.

Al diferenciar por sexos, se observa que durante el ejercicio 2019, los salarios por hora de las mujeres subieron notablemente más que el de los hombres, un 4,6% frente a un 0,7%. Sin embargo, los sueldos percibidos por ambos géneros están lejos de equipararse, ya que las mujeres apenas ganan de media el 80,5% de lo que perciben sus compañeros. “Cabe destacar que las diferencias salariales por sexo fueron en general mayores con el aumento de edad de los trabajadores. En ello influye la mejor cualificación (ocupación, estudios...) de las mujeres más jóvenes respecto a las de mayor edad”, explica el INE.
En este sentido, según el estudio, la menor brecha salarial se observa en el rango de edad entre los 25 y los 29 años, donde las mujeres ganan el 88,5% del salario de los hombres; mientras que la mayor diferencia se da en los trabajadores de más de 65 años, donde las mujeres apenas perciben el 66,1% del sueldo de sus compañeros varones.

El pico salarial por edades se encuentra en la horquilla de entre 55 y 59 años, con 28.240 euros; mientras que la media más baja es la de los trabajadores menores de 20 años, con 9.101 euros. A pesar de esta cifra tan baja, fue en esta franja de edad, los más jóvenes, quienes vieron incrementados en mayor medida sus salarios durante el 2019, un 8%. Por el contrario, las personas de entre 20 y 24 años fueron los que sufrieron un mayor recorte del sueldo, con un retroceso de un 2,1% respecto al ejercicio prcedente. A su vez, en la Encuesta Anual de Estructura Salarial se observan notables diferencias según la nacionalidad de los trabajadores. Así, los españoles ganaron de media 24.936 euros durante el 2019, lo que supone más de 4.000 euros más que los asalariados de otras regiones de la Unión Europea residentes en nuestro país (percibieron, de media, 20.796 euros). Por su parte, los profesionales provenientes de naciones europeas que no pertenecen a la UE, tuvieron un sueldo medio de 17.258 euros. Los trabajadores africanos ganaron 16.423 euros y las personas provenientes del continente americano unos 15.794 euros.
Por comunidades autónomas también hay importantes diferencias salariales, siendo País Vasco (29.476 euros), Madrid (27.818 euros) y la Comunidad Foral de Navarra (27.494 euros) las regiones con la mejor media de sueldos. En contraposición, Extremadura (19.941 euros) y Canarias (20.861 euros) son las zonas con los salarios más bajos. Por su parte, las autonomías donde más se incrementaron los sueldos en el 2019 fueron Navarra (un 4,3%), Asturias (un 4% más), País Vasco y Cantabria, ambas con aumentos del 3,5%.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda