La rehabilitación podría crecer un 6% en 2021

06 de septiembre de 2021

Según previsiones de la patronal, el sector de la reforma y rehabilitación crecerá en torno al 6% en 2021, el gasto medio de los hogares españoles en materiales de construcción e instalación será este año de unos 1.000 euros, y durante este ejercicio se realizará algún tipo de reforma interior en, aproximadamente, 1,5 millones de viviendas. 

Compartir en:

No obstante, la tasa de rehabilitación del parque edificado se encuentra actualmente a niveles de actividad un 93% por debajo de su potencialidad. Y en este contexto, Andimac lamenta la inexistencia histórica de una política integradora capaz de crear un producto de rehabilitación en España. Para remediarlo, la patronal de la reforma quiere ayudar a que los profesionales de tiendas de materiales de construcción puedan convertirse en agentes de la rehabilitación: una nueva figura que recogerá el Real Decreto por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación.

Andimac considera que el papel de las tiendas de materiales de construcción puede ser determinante para aprovechar al máximo las ayudas comunitarias, ya que en el ámbito de la gestión de la demanda de reforma y rehabilitación actúan como los concesionarios de vehículos en el ámbito automovilístico; es decir, como puntos de encuentro entre industria, empresas de rehabilitación y los particulares y comunidades de propietarios. Por ello, la patronal orientará a los almacenes y tiendas de materiales en su transformación en centros especializados en asesoramiento y ejes vertebradores para transmitir buenas prácticas profesionales que logren madurar un mercado tan importante a la hora de generar efectos tractores en la economía, puesto que este segmento representa el 75% del valor de los materiales en edificación residencial -construcción nueva más reforma en edificios y viviendas- y más del 40% del sector en general.
Andimac asegura que el diseño de políticas y el rol que juega el sector de la construcción para convertir a la rehabilitación en un producto de consumo son palancas clave. Y aclara que si un producto debe diseñarse antes que comercializarse, el diseño integra a instituciones -marco de incentivos para fomentar la actividad-, a la industria de los materiales -capaz de generar soluciones técnicas de valor añadido y accesibles- y a los agentes técnicos -para diseñar proyectos y ejecutarlos de forma apropiada-.

En cuanto a su comercialización, la patronal afirma que el concepto de ventanilla de información municipal es una vía de proximidad clara, pero reactiva. Por ello, apuesta por el desarrollo de vías de proximidad proactivas en divulgación, concienciación, dinamización, facilitación y gestión de los programas de reforma y rehabilitación.  Desde esta perspectiva, un proyecto de rehabilitación sería la culminación de un proceso complejo de promoción, información y toma de decisiones. En concreto, en el sector de la construcción, la distribución profesional de materiales sería el agente de la edificación capacitado para llevar a cabo la promoción técnico comercial de este producto. Además de transportar productos, estos profesionales transfieren su conocimiento y generan oportunidades en el mercado: una función logística intangible que constituye un activo potencial para las políticas de rehabilitación.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda