Los costes laborales se desploman

09 de septiembre de 2021

La variación trimestral del coste por hora trabajada, una vez eliminados los efectos de calendario y estacionalidad, es del –0,4%, es decir, el coste por hora trabajada disminuye un 3,8% en tasa anual, tanto en la serie corregida de efectos de calendario y estacionalidad como en la serie original

Compartir en:

La variación trimestral del ICLA –que mide el coste laboral por hora trabajada manteniendo constante la estructura por ramas de actividad– entre el segundo y el primer trimestre de 2021, eliminando los efectos estacionales y de calendario, es del –0,4%. Por componentes del coste, en datos desestacionalizados y corregidos de calendario, el coste salarial muestra una disminución del 0,5% y los otros costes bajan un 0,1%.

Sin tener en cuenta el ajuste estacional y de calendario, la tasa trimestral del coste laboral es del 6,2% debido, fundamentalmente, al mayor peso de los pagos extraordinarios en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior. 

El coste por hora trabajada disminuye un 3,8% en el segundo trimestre de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior. Este descenso se debe a un aumento de las horas trabajadas superior al de los costes laborales. El número de horas no trabajadas disminuye debido a la reducción de las bajas por incapacidad laboral y de las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor –incluye el tiempo no trabajado de los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)–. Véase más información en el apartado ‘Influencia de la COVID-19 en los resultados del ICLA’ en la página 5 de esta nota de prensa.

Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la variación anual del coste por hora también es del –3,8%. Por componentes del coste, el coste salarial registra una variación anual del –2,5% en datos corregidos y los otros costes bajan un 7,4%. Las secciones que registran incrementos anuales en el segundo trimestre de 2021 son Actividades financieras y de seguros (6,7%) e Información y comunicaciones (1,6%).

Por su parte, las variaciones más negativas se dan en Hostelería (–15,0%), Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (–13,0%) e Industrias extractivas (–12,1%). Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las actividades con tasas anuales positivas son Actividades financieras y de seguros (6,3%), Información y comunicaciones (1,5%) y Actividades administrativas y servicios auxiliares (0,3%). Por el contrario, Hostelería (–15,4%), Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (–13,3) e Industrias extractivas (–12,0%) registran las tasas anuales corregidas menores.

Las secciones que registran los mayores incrementos anuales del coste salarial en el segundo trimestre de 2021 son Actividades financieras y de seguros (4,5%), Información y comunicaciones (2,2%) y Actividades administrativas y servicios auxiliares (1,7%). Por su parte, los descensos más acusados se dan en Industrias extractivas (–16,7%), Actividades inmobiliarias (–8,9%) y Construcción (–7,2%).

En lo que se refiere a los otros costes, las secciones que registran los mayores incrementos anuales son Actividades financieras y de seguros (14,7%), Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (2,2%) e Industrias extractivas (1,0%). Las tasas más negativas se dan en Hostelería (–35,8%), Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (–28,6%) e Actividades inmobiliarias (–15,2%).

Por lo que s e refiere a la posible influencia de la pandemia sobre los costes laborales, el INE señala que, la evolución de las distintas secciones de actividad refleja el grado de afectación de la situación tan especial derivada de la pandemia y de las medidas puestas en marcha para su contención. En general, durante el segundo trimestre de 2021 ha habido una menor incidencia de los ERTE en todas las actividades económicas, dando lugar a un aumento de los costes salariales y, en menor proporción, de los otros costes, como consecuencia de las exoneraciones en las cotizaciones sociales. Por su parte, las horas efectivamente trabajadas han aumentado más que los costes en todas las actividades económicas que estaban más afectadas, por lo que el coste por hora trabajada ha disminuido.

Hostelería, Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento y Otros servicios son las secciones de actividad donde más han subido los costes laborales y las horas trabajadas. Destaca la bajada de los otros costes debido a las exoneraciones en las cotizaciones sociales.

Las secciones que en su mayor parte incluyen actividades consideradas esenciales, como el Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación. Información y comunicaciones, Actividades financieras y de seguros, Administración Pública, Educación y Sanidad se han visto poco afectadas por la situación actual. El resto de secciones comprenden combinaciones de actividades económicas que dan lugar a distintos niveles de afectación. La Industria manufacturera, la Construcción y el Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas, etc. también se han visto afectadas, pero en menor medida.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda