España uno de los países más beneficiados por Next Generation EU

09 de septiembre de 2021

CaixaBank Research estima que las inversiones en digitalización derivadas de la llegada de fondos europeos pueden implicar un incremento medio anual del Producto Interior Bruto (PIB) de España del 0,3% entre 2021 y 2025

Compartir en:

Entre 2021 y 2022 el PIB crecería un 0,33%, y para el periodo comprendido entre 2023 y 2025 el incremento sería del 0,3%. Entre 2026 y 2041, el impacto anual medio de la inversión en digitalización sobre el PIB sería de un 0,07%.
Las estimaciones elaboradas por CaixaBank Research muestran que las inversiones en digitalización pueden tener un impacto sustancial a corto plazo, con incrementos anuales del PIB que oscilan entre el 0,3% y el 0,6% para Italia, España y Portugal, los países con una mayor recepción de fondos. Pero también que estas inversiones pueden resultar en un impacto positivo a largo plazo sobre el nivel del PIB en todos los países analizados: Alemania, Francia, Italia, Portugal y España.

En cuanto al desembolso en la digitalización con respecto al PIB, el informe calcula que Italia, Portugal y España serán de los países más beneficiados en el reparto, al recibir fondos para la esfera digital de entre el 2% y el 3% de su PIB. En el caso de Francia y Alemania, recibirán menos del 0,5% de su PIB.
El dossier también mide la inversión en activos intangibles, como son el ‘software’, las bases de datos o la formación. Destaca Italia, con un incremento del peso de la inversión en estos activos sobre el PIB de entre 0,8 y 0,9 puntos anuales entre 2021 y 2023. España y Portugal seguirían de cerca a Italia, con un incremento en el rango del 0,6 y 0,8 puntos.

En España, el informe destaca el Plan de Impulso a la Pyme, con una inversión de 4.894 millones€, porque favorecerá el uso de soluciones a través de subvenciones, creación de centros (‘hub’) digitales innovadores y formación, y el Plan Nacional de Competencias Digitales.

Pero avisa que las políticas laborales en España pueden “dificultar” la reasignación de talento entre empresas, por la “dualidad” del mercado, que hace que los trabajadores con más experiencia “sean más propensos a mantenerse en puestos de trabajo en empresas de bajo crecimiento en lugar de dar el salto a empresas con un potencial de crecimiento enorme, pero que justo despegan”. Las empresas “más emprendedoras” también sufren esta dualidad y prefieren un mercado laboral “más flexible” ante el riesgo de que el proyecto no alcance las expectativas marcadas.

El informe de CaixaBank Research menciona las reformas incluidas en el Plan de Recuperación y Resiliencia para reducir esta dualidad, así como el desarrollo de fondos individuales de los trabajadores que puedan usarse en caso de despido o de cambio de empresa, como la mochila austríaca, con el objetivo de permitir la movilidad del talento entre empresas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda