El gasto en I+D cae estrepitosamente

19 de septiembre de 2021

España se ha convertido en el tercer país de la UE con mayor caída de presupuesto público en I+D (investigación y desarrollo) durante la última década, sólo por detrás de Rumanía y Francia, mientras que los que más han incrementado esas inversiones gubernamentales son Letonia, Grecia y Polonia.

Compartir en:

Así se desprende de datos de Eurostat dados a conocer esta semana. La oficina comunitaria de estadística considera asignaciones presupuestarias gubernamentales en I+D las de los Gobiernos centrales, regionales y locales, y se refiere a disposiciones presupuestarias, no a gastos reales. En 2020, los presupuestos públicos totales para I+D en la UE se situaron en unos 100.786 millones de euros, lo que equivale a un 0,8% del PIB. Ello supone una media de 225,3 euros por persona y un 22% más respecto a 2011 (184,6 euros por persona). Si se considera la evolución de la década entre 2011 y 2020, España ocupa el tercer puesto por la cola, con un descenso de un 7,2% al pasar de 155,4 euros por persona al inicio del decenio a 144,2 euros al final de ese periodo. Sólo hubo caídas superiores en Rumanía (-15,4%) y Francia (-9,0%). Por el contrario, los mayores incrementos se produjeron en Letonia (190,2%), Grecia (153,9%) y Polonia (85,4%).

España inició esa década en el undécimo puesto en términos totales, con 155,4 euros por persona en presupuesto público para I+D, y la terminó en la decimotercera posición (144,2 euros per cápita). Por el contrario, Luxemburgo ha liderado siempre la clasificación hasta alcanzar 648,1 euros por persona en 2020, mientras que Dinamarca se ha consolidado todos esos años en la segunda plaza (519,2 euros por persona en 2020).

Bulgaria fue el país de la UE con menos presupuesto gubernamental en I+D per cápita desde 2011 (17,5 euros por persona) hasta 2019 (22,1) y Rumanía cerró la clasificación en 2020, con 14,8 euros por persona.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda