Santander liderará el dividendo de la banca en Europa, con un 6,4% 

22 de septiembre de 2021

La banca europea comienza la cuenta atrás para recuperar el dividendo, después de que se haya mantenido con limitaciones desde el inicio de la pandemia ante las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE) de no retribuir a los accionistas para retener capital y financiar a la economía. 

Compartir en:

El supervisor europeo, por fin, levantará este veto el próximo 30 de septiembre (salvo acontecimientos "adversos", según señaló el propio organismo), después de un año y medio de limitaciones.Tras dar luz verde a la banca, el dividendo del Banco Santander se posiciona como uno de los mejores del sector del continente europeo, con una rentabilidad del 6,4%. Tan solo la entidad sueca Swedbank supera al grupo cántabro, con un 6,8%. No obstante, ambos bancos sobrepasan con creces, incluso casi duplican, la rentabilidad por dividendo media de la banca del Viejo Continente, que será del 3,84% a cargo del resultado de 2021, según el consenso del mercado de Factset.

Los analistas esperan que Santander cierre el año con un beneficio cercano a los 7.000 millones de euros. Con un pay-out anunciado del 50%, repartirá casi 3.500 millones entre sus accionistas, con 0,20 euros por acción. El banco mantendrá el trono de la mayor rentabilidad en el reparto también en España, y lo hará tanto este año como los dos próximos ejercicios, 2022 y 2023, con un 6,8% y un 7,7%, respectivamente.

CaixaBank verá a cierre de este año su resultado distorsionado por los efectos contables de la fusión con Bankia. Sin embargo, pese a descontar los impactos contables de esta operación, el grupo también superará la rentabilidad por dividendo media de sus competidores europeos. La entidad de origen catalán tendrá unos beneficios cercanos a los 4.000 millones de euros en 2021, después de haberse anotado a cierre de marzo unas ganancias de a 4.786 millones, de las que 4.300 procedían del fondo de comercio negativo de la integración. Como bien explicó el consejero delegado,en su día, "no entrará ni un euro con el badwill, así que no pensemos que tenemos un tesoro con el que hacer cosas, no se puede pagar nada con ello". Teniendo en cuesta esto, el mercado prevé una rentabilidad por dividendo para CaixaBank del 4,5% real (con un pay-out del 50%), y no del 9,3% como saldría la cuenta simple si se atendiera al beneficio distorsionado. No obstante, para los próximos años, el banco dará una rentabilidad del 6,4% para 2022 y del 7,1% para 2023, posicionándose en el tercer escalón del pódium con Santander y Unicaja por delante.

En tercera posición por rentabilidad por dividendo de la banca española se sitúa Bankinter, no exento tampoco de eventos extraordinarios, con la escisión de Línea Directa para su salida a bolsa el pasado mes de abril. El grupo financiero comandado por María Dolores Dancausa ganará en este ejercicio 436 millones de euros, de los que prevé repartir la mitad entre sus accionistas, con 0,24 euros por acción, con una rentabilidad del 4,9%.

Unicaja tendrá una rentabilidad por dividendo del 4,8%, aunque la evolución al respecto del grupo andaluz no es nada desdeñable según la previsión del consenso del mercado. El nuevo banco logrará de cara a 2023 una de las mejores rentabilidades del sector, con un 7,4%, solo superada por Banco Santander, que entonces será del 7,8% y la mayor entre sus homólogos españoles. El mercado espera un beneficio para Unicaja en 2023 cercano a los 320 millones de euros, gracias a haber digerido para esas fechas los costes de la fusión con Liberbank, de los que repartirá el 50% entre los accionistas.

BBVA y Sabadell son los que mantienen un pay-out más bajo, del 40% y el 30%, respectivamente. No obstante, el banco dio la campanada en la presentación de resultados del primer semestre del año anunciado que daría dividendo tras elevar un 51% el beneficio, después de que distintos analistas pusieran en duda el reparto y no vieran la probabilidad de que lo recuperaran hasta 2022 e incluso, 2023. Ahora, la previsión del mercado para Sabadell es que cierre el ejercicio con ganancias de 214 millones de euros, cuando hace tan solo seis meses, estimaban un resultado de 153 millones para el banco y, echando la vista casi un año atrás, la previsión era un 60% menor, con 85 millones.

Para BBVA, el mercado espera un beneficio de cara a cierre de 2021 de 3.769 millones de euros, de los que prevé repartir el 40% entre los accionistas, con 0,23 euros la acción. De modo, que la rentabilidad del dividendo se situará en el 4,1% para este ejercicio, también por encima de sus homólogos europeos. Solo el Sabadell, con una rentabilidad del 1,9%, quedará por debajo de la media del sector del Viejo Continente.

La banca española repartirá 7.350 millones entre sus accionistas a cargo de 2021. Según el consenso del mercado de Factset, Santander ganará casi 7.000 millones, (perdió 8.700 millones en 2020) y dará un pay-out del 50%. CaixaBank también repartirá el 50% del beneficio, que será de 3.919 millones (aunque lleva el impacto contable de la fusión con Bankia). BBVA ganará 3.799 millones (191% más), con un pay-out del 40%. Bankinter obtendrá un resultado de 436 millones y también dará el 50%. Sabadell ganará 214 millones y repartirá el 30% y Unicaja, 208, y también distribuirá la mitad.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda