El futuro puede ser aun peor de lo ya experimentado

26 de diciembre de 2021

Los precios de la electricidad no dan tregua y auguran una auténtica pesadilla para el próximo mes de febrero. El mercado de futuros sigue completamente roto y marca ya precios de 448 euros/MWh para el mes de febrero del 2022 en base (un 31% más) y de 521,45 euros (un 36% más) para las puntas de demanda, según los datos que registra Meff Power.

Compartir en:

Estos fuertes incrementos, que suponen subidas de casi 100 euros frente a la cotización de hace apenas una semana, muestra las fuertes tensiones que se están registrando en el mercado del gas y que pueden recrudecerse con la entrada del invierno por los bajos niveles de reservas que se registran ya en parte de Europa.La tensión además lejos de suavizarse a lo largo del año parece que puede se duradera en el tiempo. La previsión de precios para 2022 ha pasado de los 201,5 euros de hace apenas una semana hasta los 306 euros. Para el año 2023 se situaba en 90 euros/MWh y ayer ascendía ya hasta los 122 euros.


La vuelta a la normalidad tampoco parece cercana, ya que los futuros marcan para 2024 precios de 77 euros, para 2025 se sitúan en 64 euros y para 2026 en 50,35 euros. Este escenario supone, por lo tanto, un auténtico problema para la competitividad de las empresas europeas y para los consumidores.
Además, y aunque el Gobierno ha planteado a la Comisión Europea una reforma del mercado mayorista de la electricidad esta ha recibido un no rotundo por parte del Ejecutivo comunitario así como de los organismos reguladores. La ministra de Transición Ecológica, Ribera, ha protestado en Bruselas y asegura que la Comisión no puede quedarse sin actuar frente a esta subida generalizada. El Ejecutivo comunitario presentó las llamadas toolbox, es decir, las herramientas que los Estados pueden utilizar para hacer frente a esta situación y que ha supuesto que el Gobierno dé marcha atrás a algunas de las medidas que había planteado y prolongase otras de las recomendadas como las bajadas de impuestos.

Transición Ecológica ha dejado en suspenso la celebración de una subasta de energía primaria. Esta subasta, que previsiblemente se celebrará más adelante, debería marcar el 10% del precio del futuro PVPC. El Gobierno abrió un proceso de consulta pública sobre el PVPC que, por el momento, no ha derivado en ningún tipo de medida, lo que lleva a que sólo España cuente con una tarifa que traslada directamente a los consumidores la volatilidad del mercado. Esta situación complica especialmente la situación para los consumidores y les lleva a buscar precios más estables en el mercado liberalizado (aunque este también ha subido con fuerza).

El próximo mes de enero arrancará la ampliación de Medgaz, lo que servirá para mejorar el suministro de gas a España desde Argelia después del cierre del gasoducto del Magreb. Marruecos mantiene listo para una posible reapertura dicha interconexión pero por el momento no hay visibilidad sobre un acuerdo para retomar este acceso de gas hacia Europa. La situación sigue siendo complicada.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda