AEAT: el consumo cae, pero seguirá sujetando el crecimiento

03 de junio de 2022

La Agencia Estatal de Administración Tributaria en su informe trimestral sobre ventas, empleo y salarios de grandes empresas y pymes calcula que el consumo cayó 0,6 puntos en los tres primeros meses del año. Esta cifra es comparable con la caída de 1,4 puntos que experimentó el consumo final interior de los hogares, que registró el INE. Ambas cuentas distan en ocho décimas.

Compartir en:

Fuentes del INE explican que la diferencia puede deberse a la metodología. Los datos de la contabilidad nacional, entre los que se incluye el de la evolución del consumo, incorporan información de más de 700 indicadores. Por su parte, la AEAT utiliza los datos de las declaraciones tributarias de las empresas para contabilizar cómo se han comportado las ventas. Además, hay que tener en cuenta que los datos del INE son provisionales y la información recopilada está actualizada hasta el mes de febrero. Es decir, en los cálculos de Estadística faltan los datos de marzo, en los que se prevé cierto impacto derivado de la invasión rusa de Ucrania. Fuentes de la Agencia Tributaria apuntan esto mismo e invitan a consultar la diferencia cuando los datos del INE sean definitivos con la publicación de la contabilidad nacional del primer trimestre a finales de junio.

La fortaleza de los datos tributarios también contrasta con la debilidad de la actividad económica registrada por el INE. Pese al débil crecimiento del PIB en el primer trimestre, la Agencia Tributaria registró un incremento de los ingresos por impuestos del 20,2%, en comparación con el trimestre anterior. La inflación aupó la recaudación por el impuesto sobre el valor añadido (IVA), hasta en un 24%. El buen comportamiento del empleo aumentó en un 10% los ingresos por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y la recuperación de la actividad empresarial hizo crecer un 40% la recaudación del impuesto sobre Sociedades en el primer trimestre del año. Estos incrementos, sin embargo, no se trasladan con el mismo dinamismo ni al PIB, ni al consumo, en los datos que publica Estadística.

Desde el inicio de la pandemia, los distintos organismos que miden la evolución económica han ido mejorando sus fuentes de información para incorporar un escenario lleno de ruido y de variaciones extraordinarias causadas a raíz de la pandemia. Un ejemplo es la estadística de ventas interiores diarias de la Agencia Tributaria, que se publica semanalmente y que radiografía el comportamiento de la facturación de grandes empresas en periodos de 28 días. También la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal revisó su metodología para medir de una forma más precisa la evolución del PIB. El INE también ha incorporado más fuentes de información, pero no ha evitado correcciones más bruscas de lo habitual en algunos de los trimestres anteriores.

Y a pesar de todos estos datos, Calviño está elaborando los suyos para que las cuentas le cuadren y así justificar si us decisiones ante Bruselas. En concreto, Economía utiliza indicadores de actividad diaria del equipo de analistas de la Dirección General de Análisis Macroeconómico del Ministerio de Asuntos Económicos para medir la evolución económica. Sus datos se basan en información sobre gastos con tarjeta bancaria proporcionados por los bancos, patrones de movilidad a partir de la información de que dispone los operadores de telecomunicaciones, flujos de afiliación diaria a la Seguridad Social y otros indicadores de confianza o producción. La medición del consumo es muy relevante para las proyecciones económicas del Ejecutivo. De hecho, en el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, el Gobierno fía a esta partida gran parte del crecimiento. "El consumo privado seguirá aportando cerca de la mitad del crecimiento, creciendo cerca del 4% en 2022", reza el documento. No obstante, las previsiones de la Comisión Europea son mucho más prudentes. Bruselas reduce el avance del gasto de los hogares para este año al 0,8%, más de tres puntos por debajo de las expectativas del Ejecutivo

Compartir en:

Crónica económica te recomienda