La hostelería duplica su facturación y servicios dispara sus ventas un 24,5%

22 de junio de 2022

El sector servicios elevó su facturación un 24,5% en abril respecto al mismo mes de 2021, ampliando en 6,5 puntos el ascenso registrado el mes anterior, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Compartir en:

Con el avance de abril, el más pronunciado desde mayo de 2021, los servicios encadenan 14 meses consecutivos de subidas interanuales después de un año de caídas como consecuencia de la pandemia.

Dentro de los servicios, la hostelería (servicios de alojamiento y servicios de comida y bebida) fue el sector que más incrementó sus ventas en abril, un 105,2% en relación al mismo mes de 2021.

En concreto, los servicios de alojamiento multiplicaron por más de cuatro sus ventas en abril en tasa interanual (+350,1%), mientras que los servicios de comida y bebida facturaron un 63,5% más. Estas tasas se han ampliado respecto a las registradas en meses anteriores.

Junto a estas actividades, pero ya fuera de la hostelería, destacan también el aumento de las ventas de las agencias de viaje y operadores turísticos, que se multiplicaron por más de cinco (+455%), y del transporte aéreo, que las multiplicó por más de tres (+222,2%).

En términos mensuales y en datos corregidos de estacionalidad y calendario, el sector servicios registró en abril un avance mensual de sus ventas del 7%, su mayor alza mensual desde julio de 2020, cuando empezaron a finalizar las restricciones por el Covid.

Por decimotercer mes consecutivo y tras más de un año de caídas, la ocupación en el sector servicios creció en abril y lo hizo a un ritmo interanual del 5,4%, seis décimas más que en marzo y su mayor repunte desde el inicio de la serie, en enero de 2002.

Baleares fue la comunidad que más incrementó la creación de empleo en el sector servicios el pasado mes de abril, con una subida interanual del 26,2%, y también la región que más elevó las ventas, un 61,5% en tasa interanual.

La cifra de negocio de industria crece

La cifra de negocios de la industria subió un 23,1% en abril respecto al mismo mes de 2021, tasa 9,5 puntos superior a la de marzo y la más elevada desde mayo del año pasado, según los Índices de Cifras de Negocios en la Industria del INE.

 

Con el avance interanual de abril, la facturación de la industria suma 14 meses consecutivos de ascensos tras haber encadenado anteriormente un año de tasas interanuales negativas por la crisis del Covid.

En términos mensuales (abril sobre marzo) y en datos corregidos de estacionalidad y calendario, la industria disparó sus ventas un 15,8%, su mayor alza mensual desde junio de 2020, cuando España inició la desescalada tras el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria.

Por destino económico de los bienes, todos los sectores presentan tasas mensuales positivas. Destacan los aumentos de Bienes intermedios (16,1%) y Energía (12,1%).

La cifra de negocios por mercado y comunidades

Por destino geográfico de las ventas, todos los mercados presentan tasas anuales positivas en abril. Destaca el aumento del 28,0% en en el mercado interior. seguida por el 13,5% de aumento del mercado europeo y del 13,2% de las zonas no euro.

En cuanto a la evolución del sector por comunidades autónomas, la cifra de negocios aumenta respecto a abril de 2021 en todas las comunidades autónomas.  Los mayores incrementos se producen en Región de Murcia (62,9%), Illes Balears (41,5%) y
Andalucía (38,1%). Y los menores en Galicia (10,0%), Comunidad de Madrid (10,5%) y Comunidad Foral de Navarra (13,7%).

Las ventas de vino aumentaron un 14% 

 

Las ventas de vino en el mercado nacional se incrementaron un 14% en volumen en 2021, con lo que se confirma la recuperación del sector, que se vio fuertemente afectado por la pandemia, según los datos del último estudio realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) y la consultora Wine Intelligence, en el que se avanza un incremento del 14,5% en valor. En concreto, el estudio confirma que el 77% de las bodegas españolas incrementó su volumen de ventas en el mercado español, ya que se ha recuperado el canal Horeca hasta niveles prácticamente prepandémicos, concentrando un 51% del volumen de ventas y el canal de alimentación mantiene su peso en un 36%, acercándose al 37% de las ventas de 2019.

El informe destaca que la principal novedad procede del canal de la venta directa, que mantiene el peso que ya alcanzara en 2020, llegando al 8% de las ventas de vino, lo que supone mejorar las cifras del 5% registradas en 2019, justo antes del inicio de la pandemia.

De esta forma, las ventas de vino español han recuperado su peso en el canal Horeca y en el de alimentación a niveles prepandémicos y al incremento de la importancia del canal de venta directa.

Respecto a los tipos de vino, el estudio destaca que los espumosos y los vinos tranquilos con Denominación de Origen fueron los que mejor se recuperaron durante el pasado ejercicio.

En general, en 2021 los vinos de todos los precios de venta al público experimentaron una recuperación, aunque los de menos de dos euros no crecieron tanto como otros rangos de precio que sí se recuperaron a dos cifras, mientras que el mayor incremento se dio entre los vinos de 15 a 24,99 euros.

Por último, las bodegas pequeñas (menos de 500.000 litros) sufrieron mayores caídas durante la pandemia por su menor penetración en el canal de alimentación, pero han sido las que han mostrado una mayor recuperación tanto en valor como en volumen en 2021, seguidas de las bodegas medianas.

Respecto al futuro, las bodegas se muestran optimistas sobre el volumen y valor de sus ventas en los próximos años y consideran que lo peor de la crisis derivada de la pandemia ha pasado. Aún así, reconocen que deben afrontar nuevos retos y preocupaciones, como por ejemplo la subida de costes y rentabilidad, políticas arancelarias, inestabilidad internacional, etc.

Los sueldos se resienten

El 19,3% de los trabajadores ganó como mucho el SMI en 2020 y dos de cada tres menos de 1.900 euros. En concreto, el salario medio bruto creció un 3,2% en 2020, hasta los 25.165,5 euros anuales, pese a la pandemia, según la Encuesta Anual de Estructura Salarial de 2020 del INE.

Casi uno de cada cinco trabajadores (el 19,3%) ganó en 2020 como mucho el salario mínimo interprofesional (SMI), que fue de 13.300 euros anuales (950 euros al mes), mientras que el 46,6% percibió entre una y dos veces el SMI. De este modo, sumando ambos porcentajes, dos de cada tres trabajadores cobraron en el año de la pandemia menos de 1.900 euros al mes.

Así lo refleja la ‘Encuesta de Estructural Salarial 2020’ del Instituto Nacional de Estadística publicada en la que se señala que el salario más frecuente en España fue de 18.480,19 euros anuales, percibido por más de medio millón de asalariados. También fue de elevada frecuencia otro salario, de 13.970 euros anuales, que afectó igualmente a más de medio millón de trabajadores. El salario más frecuente es 6.685 euros inferior al salario medio registrado en 2020. En concreto, el salario medio bruto anual por trabajador subió un 3,2% en el primer año de pandemia, hasta situarse en 25.165,5 euros, la cifra más elevada al menos desde 2008. Es el séptimo año consecutivo en el que aumenta el salario medio.

El organismo estadístico explica esta diferencia entre el salario medio y el más habitual en que hay pocos trabajadores con salarios muy altos, pero que influyen notablemente en el salario medio. El INE hace, pues, una división entre los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior para obtener el salario mediano, que en 2020 se situó en 20.920,1 euros.

El salario medio bruto anual de los hombres se situó en 2020 en 27.642,5 euros, un 2,6% superior al de 2019, en tanto que el de las mujeres avanzó un 3,6%, hasta los 22.467,4 euros. Pese a crecer a mayor ritmo, el salario medio anual femenino representa el 81,3% del masculino.

No obstante, esta diferencia salarial se reduce si se consideran puestos de trabajo similares. Por hora, el salario medio bruto de los hombres fue en 2020 de 16,92 euros, un 1,7% más, en tanto que el de las mujeres subió un 2%, hasta los 15,22 euros. Según la definición europea, la brecha salarial de género en 2020 fue del 10%.

Los salarios crecieron en 2020 en todas las actividades económicas, salvo en la hostelería, donde disminuyeron un 2,9%. Los aumentos más pronunciados se dieron en la Administración Pública (+4,8%), Educación (+4,5%) y actividades administrativas (+4,1%).

La actividad económica con mayor remuneración anual fue Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 53.775,71 euros. Por el contrario, los asalariados de Hostelería tuvieron la ganancia media más baja, con 14.136,95.

Directores y gerentes (58.023,75 euros) fue el grupo de ocupación con el salario medio anual más elevado. Por su parte, los Trabajadores no cualificados en servicios (excepto transporte) tuvieron el más bajo, con 13.765,34 euros. Por tipo de jornada, la ganancia media por hora a tiempo completo fue de 16,88 euros, mientras que a tiempo parcial fue de 11,60 euros.

Los trabajadores con contrato indefinido tuvieron un salario medio anual de 26.623,93 euros. Para los de contrato de duración determinada fue de 19.228,47 euros. El nivel salarial se incrementa con la edad de los trabajadores. Por sexo, las diferencias fueron, en general, mayores con el aumento de la edad de los trabajadores.

Las comunidades autónomas con los salarios medios anuales más altos fueron País Vasco (30.224,16 euros por trabajador), Comunidad de Madrid (28.829,06) y Comunidad Foral de Navarra (27.995,96). En el lado opuesto, Extremadura (20.479,30), Canarias (21.631,17) y Andalucía (22.323,85) tuvieron los más bajos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda