El porcentaje de ingresos necesario para alquilar una vivienda crece

17 de mayo de 2022

El porcentaje de los ingresos del hogar necesario para afrontar el alquiler de una vivienda se incrementó en todas las provincias durante los últimos 12 meses, con la única excepción de Málaga, donde se redujo en 0,1 puntos porcentuales. Según un estudio publicado por Idealista, realizado cruzando los precios del alquiler en marzo de 2022 y la estimación de ingresos familiares en esa misma fecha, la ciudad de Barcelona exigiría el 47,6% de los ingresos para el pago de la renta, y en Madrid se sitúa en el 37,8%.

Compartir en:

Por provincias, Girona es donde el esfuerzo más se ha incrementado, al pasar de una tasa del 31,3% de los ingresos familiares en el primer trimestre de 2021 al 38,1% de este año. Le siguen las subidas de Barcelona (del 43% al 48,7%), Cantabria (del 27,3% al 32,4%), Lleida (del 28,6% al 33,7%) y Pontevedra (del 25,2% al 29,7%). En la Comunidad de Madrid la tasa de esfuerzo pasó del 34,7% al 38,1% actual. En el lado opuesto, y como única bajada, se encuentra la provincia de Málaga, que pasó de exigir un 26,4% de los ingresos familiares a un 26,3% en el primer trimestre de 2022. Las menores subidas se dieron en Santa Cruz de Tenerife (del 30,1% al 30,8%), Jaén (del 19,4% al 20,2%) y Cádiz (del 28,5% al 29,4%).

La provincia de Barcelona es la que mayor esfuerzo exige a sus ciudadanos, ya que es necesario destinar el 48,7% de los ingresos familiares al pago de la renta. Le sigue Guipúzcoa, con el 46,8%, Vizcaya (39,8%), Las Palmas (39,7%), Girona (38,1%), Madrid (38,1%), Lleida (33,7%), Sevilla (33,4%) y Huesca (33%), las 9 provincias que superan el umbral del tercio de los ingresos. El menor esfuerzo, en cambio, se da en la provincia de Jaén, con el 20,2%. A continuación se sitúan Lugo (21,2%), Teruel (21,7%), Zamora (22,1%) y Ourense (22,1%).

Por capitales, Barcelona es en la que más ha crecido el esfuerzo necesario, ya que ha pasado del 33,2% en marzo de 2021 a un 47,6% en marzo de 2022. Le sigue el incremento de Segovia (pasa del 27,8% al 33,9%) y después se sitúan las ciudades de Palma (del 22% al 27%), Huelva (del 27,4% al 32,2%), Valencia (del 26,2% al 30,8%) y Madrid (del 33,2% al 37,8%).
Han sido tres las capitales en las que el esfuerzo se ha reducido: en Ourense (pasando del 21,6% al 20,5%), Guadalajara (del 25% al 24,5%) y Valladolid (del 23,5% al 23,4%).

Un total de siete capitales exige un esfuerzo superior al tercio de los ingresos para pagar el alquiler. Barcelona, con el 47,6%, es la que más recursos familiares absorbe, seguida por Bilbao (38,4%), Madrid (37,8%), San Sebastián (35,5%), Vitoria (34,4%), Segovia (33,9%) y Las Palmas de Gran Canaria (33,9%).
La tasa de esfuerzo más baja, por el contrario, se encuentra Ourense (20,5%), Lugo (21,2%), Ciudad Real (22,3%), Pontevedra (22,6%), Cáceres (22,6%), Toledo (22,7%) y Albacete (22,7%).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda