PMI SERVICIOS

Omicron impacta de pleno en el sector

05 de enero de 2022

La llegada de la variante ómicron y la nueva explosión de contagios han impactado de lleno en la actividad del sector servicios en España, que se ralentizó de forma notable en diciembre. El crecimiento en el mes fue el más lento desde abril, debido a que la sexta ola del coronavirus sacudió la confianza de los consumidores y la demanda, disparando las cancelaciones en ocio y restauración.

Compartir en:

El Índice de Gerentes de Compra (PMI) de las empresas de servicios de IHS Markit, que representa alrededor de la mitad de la producción económica de España, cayó a 55,8 el mes pasado desde el 59,8 de noviembre. Fue la lectura más baja desde abril (54,6), aunque sigue estando muy por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la de la contracción. Aunque el sector de los servicios siguió expandiéndose, la aparición del linaje ómicron llevó a los consumidores a ser más cautelosos y a cancelar reservas en hoteles y restaurantes en plenas celebraciones navideñas, según las empresas encuestadas.

El volumen de pedidos continuó con su evolución al alza en el último mes del año, pero creció "a su nivel más bajo desde abril", señalan en un comunicado los autores del informe, que apuntan a la "mayor precaución entre el público debido a la ómicron" como la principal razón de esta desaceleración. "Naturalmente, esto se observó con mayor frecuencia entre los proveedores de servicios de hostelería, lo que, dada la importancia del periodo vacacional para estas empresas en términos de ventas e ingresos, significa que la nueva cepa del virus no podría haber llegado en peor momento", señalan.
Por su parte, la contratación siguió aumentando en el sector de los servicios, lo que contribuyó al aumento de los costes, según IHS Markit. En concreto, el empleo creció por noveno mes consecutivo, aunque lo hizo al ritmo más débil desde septiembre. Las empresas indicaron que el aumento de la demanda de mano de obra provocó cierta presión al alza en los salarios a finales de año, un factor que junto a otros -como el encarecimiento de la electricidad, la energía, el combustible, el transporte y algunas materias primas- impulsó un "incremento importante de los costes operativos" que las empresas continuaron repercutiendo a los clientes a través de un incremento de sus tarifas cobradas.

De hecho, estos aumentos en los precios cobrados a los clientes siguieron subiendo "a una tasa históricamente elevada", aunque por debajo del récord registrado en noviembre.
Además, los datos recogidos por la consultora reflejan una creciente preocupación entre las empresas de servicios, y su nivel de confianza cayó hasta su nivel más bajo de los últimos once meses debido tanto a evolución de la pandemia como a los problemas de abastecimiento.
El director del área de Economía de IHS Markit, Smith, ha destacado en el informe que los datos apuntan a que ya están "surgiendo nuevas incertidumbres" de cara a 2022 en un sector clave para la economía española como es el de los servicios.
La desaceleración de los servicios ante la incertidumbre por ómicron repercutió en el ritmo de expansión del sector privado en España, que igualmente se frenó hasta su peor lectura desde abril, según refleja el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que bajó a 55,4 puntos desde los 58,3 del mes anterior.
En paralelo, la encuesta del sector manufacturero también mostró un frenazo del crecimiento de la actividad, a 56,2 puntos desde los 57,1 del mes anterior. La evolución de los PMI suscita preocupación por el impacto en la velocidad de la recuperación en el cuarto trimestre de 2021

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda