TURISMO: la llegada de turista pierde fuelle

04 de octubre de 2022

Según lo ltimo dato publicado por el INE, si en julio llegaron 9,1 millones de viajeros extranjeros a España, acercándose a los niveles prepandemia con un 92% de los turistas precrisis, en agosto esa cifra retrocedió a 8,8 millones de viajeros, un 87% del nivel registrado en 2019.

Compartir en:

Además, las llegadas en el mes más importante de la temporada alta se quedaron lejos de los 10 millones de viajeros que llegaron en ese mismo mes en los años previos a la crisis del coronavirus.
Entre las razones que han motivado ese frenazo está, en primer lugar, la ralentización de las llegadas desde dos de los grandes mercados emisores como Francia, con 377.000 viajeros menos que en agosto de 2019, y Reino Unido, con 337.000 menos. Otros mercados importantes sí se comportaron mejor, como el caso de Alemania, que recuperó el 98% con 1,1 millones, o Italia, con un 95% de los niveles precrisis. Incluso llegaron más viajeros de Portugal y Holanda en comparación con agosto de 2019.


También tuvo mucho peso la desaparición del mercado ruso, que aportó 177.000 viajeros en agosto de 2019 y que ahora no contribuye por las sanciones impuestas por la UE. En tercer lugar, las restricciones en China y el bajo porcentaje de recuperación de la conectividad aérea con los grandes destinos de Ásia o África han provocado que la llegada de viajeros de esas áreas geográficas no llegue al 65% de los niveles registrados en agosto de 2019, con 223.000 viajeros menos.

Canarias y Baleares rozan niveles precrisis

La fotografía de los cinco autonomías más turísticas de España (Baleares, Cataluña, Canarias, Comunidad Valenciana y Madrid) muestra fuertes diferencias en función de los mercados de los que más dependen. Canarias fue la más beneficiada, con un agosto histórico, en el que recibió a 1,03 millones de viajeros, solo 5.000 menos que en el mismo mes de 2019, lo que supuso un 99,5% de los niveles precrisis. Baleares también mostró una fuerte recuperación, con 2,18 millones de viajeros, un 96,8% del total y solo 71.500 menos que antes de la crisis.
En el otro lado aparece Cataluña, con una fuerte dependencia de Francia (una de cada tres llegadas procede de ese mercado en agosto) y de Rusia (el 90% de los viajeros rusos escogía Cataluña para sus viajes por España). El desplome de ambos mercados le hizo cerrar agosto con 1,89 millones de viajeros, lejos de los 2,36 millones del mismo mes de 2019 y situándole como la región más regazada en la recuperación, con un 80% de los viajeros precrisis. También resultó damnificada Madrid, muy dependiente del mercado americano, a donde llegaron 446.000 viajeros, solo un 82% respecto al mes de agosto de 2019.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda