LA MOROSIDAD EN EL HORIZONTE EMPRESARIAL

Los problemas financieros principal causa de los impagos

27 de julio de 2022

El 53 % de los empresarios reconoce haber tenido algún impago en los últimos doce meses, según la encuesta* realizada para la novena edición del libro “Análisis del comportamiento de pago empresarial”, un macro estudio sobre la situación de los pagos en las empresas españolas publicado por Iinforma D&B Esta proporción supera en diez pp la del año pasado, cuando se quedaba en el 43 %.

Compartir en:

El importe de estos pagos sin cobrar no supera el 5 % de la facturación de estas empresas en el 95 % de los casos, mientras que hace un año, cerca del 9 % declaraba que esta cantidad estaba por encima. La principal causa para las empresas de estas demoras ha cambiado. Si hace un año para el 44 % el motivo más destacado era la crisis sanitaria, este año para el 37 % se deben a problemas financieros, y la crisis sanitaria baja a ser el principal para un 23 %. Casi un 18 % opinan que el mayor causante de los retrasos son los problemas administrativos y para un 15 % es la intencionalidad.
Para un 27 % de los empresarios los plazos en los que les pagan sus facturas se han alargado desde el comienzo de la crisis sanitaria causada por la Covid-19. Casi la totalidad de las empresas encuestadas afirman haber recuperado por completo su actividad.
Gianese, directora del Departamento de Estudios de Informa D&B, ha destacado que: “El periodo medio en los pagos ha alcanzado los 96,48 días, el más alto desde 2013, a pesar de que ha bajado el retraso medio en hacer efectivas las facturas. Esto se produce ya que se pactan plazos de pago más largos, puede que porque el incremento de la competencia lleve a aceptar peores condiciones”. El retraso medio español había superado siempre al europeo hasta 2016 para volver a igualarse en 2018 y estar por encima desde entonces. Al cierre de 2021 está 1,61 días por encima de la media europea.

El número de empresarios que aplica intereses de demora se reduce ligeramente, baja del 25 % al 23 %, y se mantiene en el 42 %, el porcentaje de encuestados que cree que la aplicación de un régimen sancionador ayudaría a mejorar el cumplimiento de los plazos de pago, como la medida que más favorecería un cambio de comportamiento, seguida, de lejos, por mejorar las ayudas con un 14 %. Otras soluciones con menor presencia son más préstamos, la formación a empresarios en gestión de cobros, obligar a publicar los plazos de pago reales, los códigos de conducta sectoriales o servicios de mediación.

Plazos de pago en España

En 2021 en España el plazo medio pactado para abonar las facturas y el periodo medio de pago efectivo se incrementan. El compromiso de pago sube por encima de los 81 días, incrementándose en más de cuatro días en un año, y el pago real también crece, añade 3,25 días, hasta 96,48, la cifra más alta desde el segundo trimestre de 2013. En conjunto, los retrasos de las empresas suponen un coste directo para el tejido empresarial de 1.823 millones de euros en los tres últimos meses del año. Los resultados del análisis muestran que los pagos puntuales, que mantenían una tendencia descendente al comenzar el año, se han estabilizado y retornan al cierre del ejercicio al 44 % con el que terminó también 2020. Por su parte, los pagos a más de 60 días siguen por encima del 6 %.

Casi el 60 % de las empresas presentaba al cierre de 2021 un riesgo alto o medio alto de pagar a más de 90 días. Hay que señalar que el 57 % de las empresas que tuvieron algún impago en 2021 ya habían registrado retrasos de más de 30 días en 2020, el 69 % de estos superaban los 90 días de demora.

Únicamente La Rioja supera el 50 % de pagos en plazo

España mantiene una dicotomía en el comportamiento de pago de las empresas entre norte y sur, con una diferencia de 24,04 días en el retraso medio entre la comunidad que mejor paga, Navarra con 10,54 días de demora, y la que peor, Melilla con 34,58. Esta diferencia era inferior, de 16,62 días, a finales de 2020. El retraso medio disminuye en la mayor parte de las autonomías desde hace un año, especialmente en Ceuta, que recorta 5,47 días, y en Canarias, que baja 2,18.
Tan solo una comunidad paga más del 50 % de sus facturas en plazo al acabar el año, La Rioja, con el 52,70 %. Aragón se queda en el 49 % y Navarra muy cerca, un 48,73 %. En el lado opuesto Madrid, con un 38 % de cumplimiento, Melilla, con un 36 %, y Canarias, con un 32 %.

Hostelería se mantiene como el sector con mayor retraso

Hostelería se mantiene como el sector que peor se comporta, con una media de 28,24 días de retraso, aunque es el que más baja desde hace un año, 3,72 días menos que a finales de 2020. El siguiente, Administración, se queda en 26,63 días. Los menores retrasos medios se dan en Industria, con 11,72 días, Industrias extractivas, 11,80 días, y Comercio, 13,32 días. Cinco sectores pagan con un mayor retraso medio que hace un año: Agricultura, Energía, Construcción y actividades inmobiliarias, Comunicaciones y Otros servicios.

Las microempresas siguen siendo las más puntuales

En diciembre de 2021 las micro y pequeñas empresas pagaban con mayor puntualidad que las medianas y grandes, el 50 % y el 44 % de las primeras frente al 28 % y 13 % de las segundas. Desde el año anterior el periodo medio de retraso ha disminuido para las empresas de cualquier tamaño. El más corto es para las pequeñas, 12,70 días, las medianas se demoran 13,93 días de media, las grandes 16,23 días y las micro son las que más dilatan sus pagos, 17,31 días.


El PMP esta ya en lo 96, 48 dias

El año 2021 se caracterizó por registrar el Periodo Medio de Pago (PMP) más alto desde 2013, que alcanzó los 96,48 días. La principal razón de esta situación fue la subida del Plazo Medio Pactado desde el tercer trimestre (T3) de 2020, mientras que el Retraso Medio de Pago (RMP) tuvo una tendencia bajista durante 2021. Esta situación contradictoria puede deberse a varios factores.

En el caso del aumento de los plazos contractuales, el incremento de la competencia puede llevar a los proveedores a aceptar peores condiciones de venta. Asimismo, las pymes pueden encontrarse en situaciones de baja capacidad de negociación frente a clientes grandes. Durante 2021, las principales características del RMP fueron las siguientes:
• La proporción de pagos puntuales aumentó a lo largo de 2021 y alcanzó el 43,95 % del total, la cifra más alta desde el T4 2020.
• Se observa una disminución del RMP en la mayoría de las autonomías en 2021. Ceuta y Canarias fueron las comunidades con las mayores disminuciones en el RMP.
• Todos los sectores se beneficiaron de la disminución del RMP salvo Agricultura, Energía, Construcción y actividades inmobiliarias, Comunicaciones y Otros servicios. Hostelería y Transportes registraron las mayores bajadas en 2021.
• A finales de 2021, cerca de la mitad de las microempresas pagaron puntualmente, mientras que esta misma tasa fue del 13,29 % en las empresas grandes.

Sin embargo, durante 2021, las empresas grandes registraron la mayor reducción de RMP, con una disminución de 1,46 días. Los pagos del sector Transportes se vieron afectados por la crisis sanitaria y superaron los 19 días en 2020. A partir de 2021 empezaron a disminuir y se situaron en casi 17 días a finales de 2021. A nivel europeo, el RMP medio bajó 0,90 días durante 2021 debido a las disminuciones en todos los países, salvo en los Países Bajos y en Reino Unido. El RMP europeo fue de 13,60 días en el T4 2021, la cifra más baja desde el T2 2020. Hemos comparado los comportamientos de pago de Francia y España, que han evolucionado de formas muy distintas desde 2011. Sin embargo, desde hace 2 años, los RMP de estos países se han ido acercando, y, en el T4 2021, el RMP español fue de 15,22 días y el francés de 14,82 días. Por último, la encuesta muestra que el 99 % de las empresas contactadas desarrollan su actividad con normalidad y el 53,33 % de ellas ha sufrido un impago en los últimos 12 meses. En cuanto a las medidas para luchar contra la morosidad, más de un 42 % de las empresas encuestadas consideran que un régimen sancionador podría ser de utilidad.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda