En Inglaterra también cuecen habas

13 de abril de 2022

El informe de inflación de Reino Unido del mes de marzo ha arrojado una cifra del IPC por encima de lo esperado, al dispararse hasta el 7%, desde el 6,2% de febrero, lo que amplía el máximo de 30 años de este indicador, al ubicarse en su dato más elevado desde marzo de 1992.

Compartir en:

El consenso de mercado preveía un repunte hasta el 6,7%. La inflación subyacente también ha superado las previsiones del 5,4% y ha avanzado hasta el 5,7%, cinco décimas más que el 5,2% del mes pasado.
En términos mensuales, la presión de los precios ha escalado al 1,1% desde el 0,8% anterior y la subyacente lo ha hecho al 0,9%, desde el 0,8% del mes de febrero. Al mismo tiempo, la tasa general de los precios de producción entrante y saliente experimentó en marzo crecimientos anuales respectivos del 19,2% y el 11,9%, siendo las materias primas de metales y el petróleo los que más contribuyeron al alza. A escala mensual, la tasa de los datos de producción se elevó al 2,0%, y al 5,2%, respectivamente.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda