AIE: Europa podría reducir un tercio su dependencia energética

03 de marzo de 2022

La Unión Europea podría reducir en más de una tercera parte sus importaciones de gas natural ruso en un año si pone en marcha una serie de recomendaciones formuladas este jueves por la Agencia Internacional de la Energía (AIE). El elevado precio del gas está generando un problema notable a la economía europea.

Compartir en:

El catálogo de diez medidas propuestas por la AIE incluye desde no firmar nuevos contratos de suministro con Rusia hasta buscar otros proveedores, pasando por potenciar todo tipo de alternativas (renovables, biomasa o, nuclear) y mejorar la eficiencia energética. "Ya nadie se hace ilusiones. El uso por parte de Rusia de sus recursos de gas natural como arma económica y política muestra que Europa debe actuar rápidamente para afrontar las considerables incertidumbres sobre los suministros rusos el próximo invierno", señaló el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. Rusia ha llegado a duplicar el precio del gas que envía al continente. Las medidas propuestas incluyen establecer una capacidad mínima de almacenamiento de gas para tener más resistencia a los choques del mercado y un mecanismo para que el precio de la electricidad sea menos sensible al aumento de la cotización del gas.

La reducción de la dependencia energética de Europa respecto a Rusia, sobre todo del gas natural pero también del petróleo, será uno de los asuntos clave que tratará la cumbre informal de líderes de la UE que se celebrará los próximos días 10 y 11 de marzo en Versalles (Francia). Europa no puede "depender de otros, sobre todo del gas ruso", afirmó el presidente francés, Macron, durante el discurso televisado al país que pronunció en la noche del miércoles, y en el que avanzó que la cumbre comunitaria comenzará a tomar decisiones La comisaria europea de Energía, Simson, anunció durante la presentación de la AIE que la próxima semana presentará un plan para reducir la dependencia de la UE del gas ruso, plan que tendrá en cuenta las recomendaciones de la agencia, que tiene su sede en París.

Los puntos del plan son:


1. No firmar ningún nuevo contrato de suministro de gas con Rusia para permitir una mayor diversificación del suministro este año y más allá
2. Reemplazar los suministros rusos con gas de fuentes alternativas, aumentando el suministro de gas ajeno Rusia en alrededor de 30 Bcm/año o kilómetro cúbico de gas (10 Bcm de otros proveedores de gasoductos y producción nacional y 20 Bcm de GNL)
3. Introducir obligaciones mínimas de almacenamiento de gas para mejorar la resiliencia del sistema de gas para el próximo invierno
4. Acelerar el despliegue de nuevos proyectos eólicos y solares para reducir el uso de gas en 6 Bcm en un año
5. Maximizar la generación de energía a partir de bioenergía y energía nuclear para reducir el uso de gas en 13 Bcm en un año
6. Adoptar medidas fiscales a corto plazo amortiguar los beneficios caídos del cielo de las eléctricas y proteger a los consumidores vulnerables de electricidad de los altos precios.
7. Acelerar la sustitución de calderas de gas por bombas de calor para reducir el consumo de gas en 2 Bcm adicionales en el plazo de un año
8. Acelerar las mejoras de eficiencia energética en los edificios y la industria para reducir el uso de gas en cerca de 2 Bcm en un año
9. Fomentar una reducción temporal del termostato de 1 °C por parte de los consumidores para reducir el uso de gas en unos 10 Bcm dentro de un año
10. Intensificar los esfuerzos para diversificar y descarbonizar las fuentes de flexibilidad del sistema eléctrico para aflojar los fuertes vínculos entre el suministro de gas y la seguridad eléctrica de Europa.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda