Los jóvenes españoles se consideran ahorradores

03 de octubre de 2022

Los jóvenes españoles se consideran en mayor medida “ahorradores” que “estudiosos”, “ordenados”, incluso que “extrovertidos”. Así se desprende de la Encuesta de Educación Financiera Funcas 2022 realizada online entre el 12 y el 26 de septiembre de este año a 1.200 personas residentes en España de edades comprendidas entre 18 y 29 años y publicada hoy con motivo del Día de la Educación Financiera.

Compartir en:

Cuando a los entrevistados de nacionalidad española se les pide que, utilizando una escala de 0 (nada) a 10 (mucho), valoren en qué medida el adjetivo “ahorrador/a” define su carácter, la media de sus respuestas se sitúa en 7,1. Esta cifra es más alta que las que arrojan las respuestas a las preguntas referidas a adjetivos como “ordenado/a” (6,8), “estudioso/a” (6,7), “extrovertido/a” (5,7) o “caprichoso/a” (4,8).

El dinero con el que cuentan los jóvenes que estudian y no obtienen ingresos del trabajo proviene de diferentes fuentes. Es poco habitual que perciban dinero por realizar tareas domésticas o familiares o por obtener buenos resultados en los estudios. Más frecuente, pero también minoritaria, es la percepción de una paga periódica. Menos de la mitad de los jóvenes que se dedican exclusivamente a estudiar reciben una paga (42%: 15%, semanal, y 27%, mensual). A más de la mitad de quienes no la reciben (53%) les gustaría recibirla.

Nueve de cada diez jóvenes encuestados (89%) poseen al menos una cuenta bancaria y alguna tarjeta física. En un entorno en el que prevalece la preferencia por evitar el efectivo como medio de pago, aproximadamente tres de cada diez jóvenes de 18 a 24 (29%) con tarjeta bancaria propia afirman preferir pagar las compras con dinero, coincidiendo con el porcentaje de quienes prefieren pagar con el móvil (29%). Sin embargo, la mayoría (42%) se inclina por el uso de la tarjeta. La “huida del efectivo” aún es más evidente entre los jóvenes de 25 a 29 años, y especialmente entre las mujeres en este grupo de edad (el 85% de las cuales prefiere pagar con tarjeta o mediante el móvil, frente a un 15% que manifiesta su preferencia por el efectivo).

La mejor aproximación a la intensidad de ahorro de los jóvenes la ofrecen las respuestas sobre la proporción aproximada de su salario/paga que ahorran. El 48% de los que trabajan contesta que ahorra la mitad o más. Algo más bajo (42%) es el porcentaje de los entrevistados que dicen ahorrar al menos la mitad de la paga que reciben de su familia. En cambio, los que confiesan no ahorrar nada de su salario o de su paga se sitúan alrededor del 6-7%.

La convivencia con los progenitores facilita el ahorro, pero además procura un espacio de aprendizaje de experiencias, actitudes y hábitos en relación con el uso y la administración del dinero. De hecho, el 78% de las encuestadas y el 70% de los encuestados se refieren a la familia como la institución que más les ha enseñado “en cuestiones relacionadas con el manejo del dinero”. A la escuela le conceden mucha menos importancia como fuente de aprendizajes financieros. De hecho, el 77% de los encuestados niega haber tratado “alguna vez, en clase”, con los profesores, cuestiones concernientes a la gestión del dinero propio. Y entre los que afirman haber tratado alguna vez sobre estos temas (23%), casi dos terceras partes (63%) consideran que el tiempo dedicado en clase ha sido escaso.

Dentro de las familias, las madres cobran especial protagonismo en materia de educación financiera. Preguntados por quién representa para ellos “un ejemplo a seguir” en asuntos relacionados con la gestión de dinero, la respuesta más frecuente es “mi madre” (38%), con un porcentaje notablemente por encima de la referida al padre (25%) o a los abuelos (7%). La referencia a la madre es la más frecuente tanto entre las entrevistadas como entre los entrevistados, si bien alcanza un porcentaje más alto en el primer caso (42% frente a 34%).

La madre aparece también como la respuesta más citada cuando los entrevistados han de señalar la persona a la que pedirían consejo sobre lo que hacer si recibieran “de manera imprevista una cantidad relevante de dinero, más de 3.000 euros”. El 40% menciona a la madre, respuesta que entre las entrevistadas llega al 45%, diez puntos porcentuales más que entre los hombres (35%), cuya respuesta más frecuente es “nadie” (42%).


PERCEPCIÓN DEL FUTURO: MÁS OPTIMISTAS QUE PESIMISTAS

- El 55% de los entrevistados (18-29 años) ven su “futuro en el corto y medio plazo (5-10 años)” con optimismo, triplicando la proporción de quienes lo ven con pesimismo: 18% (un 28% opta por la respuesta “ni con optimismo ni con pesimismo”).
- Un 50% de los entrevistados de 18 y 24 años y un 54% de los entrevistados de 25 a 29 años afirman que “en un futuro más o menos próximo” se imaginan “formando una familia propia, con hijos”. A la gran mayoría de los que cuentan entre 18 y 24 años (85%) le gustaría formar esa familia antes de los 31 años; y a casi todos (96%) los que tienen entre 25 y 29 años, antes de los 35 años. Sin embargo, creen que, “siendo realistas”, podrán formarla más tarde de lo que desean.

CRIPTOMONEDAS: MÁS FAMA QUE INVERSIÓN

- Un 91% de los entrevistados (18-29 años) ha oído hablar de las criptomonedas. De ellos, un 12% afirma haber invertido algún dinero en este medio digital de intercambio.
- Entre quienes han invertido en criptomonedas, siete de cada 10 (71%) han dedicado a ello sumas por debajo de 501 euros. Aproximadamente una quinta parte (22%) afirma haber invertido entre 500 y 1.000 euros; el resto (7%) ha invertido más de 1.000, pero menos de 3.000 euros.
- El 61% de quienes no han invertido en criptomonedas conoce “personalmente a alguien que ha invertido en criptomonedas”. Sin embargo, solo el 14% afirma que si tuviera la posibilidad de “invertir algún dinero en criptomonedas”, lo haría.

USO DE MEDIOS DE PAGO: EL ÉXITO DE LAS APLICACIONES MÓVILES

- El uso de medios de pago electrónicos se ha impuesto entre la juventud española: además de la preferencia por la tarjeta y el abono de compras mediante el móvil, el 90% de los entrevistados con cuenta bancaria a su nombre afirma utilizar Bizum o alguna aplicación similar proveedora de servicios de pago.
- Cuatro de cada diez entrevistados (40%) utilizan Bizum más de cinco veces al mes y casi dos de cada cinco (18%) lo hacen más de 10 veces.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda