Las compraventas inmobiliarias vuelven a niveles prepandemia

03 de febrero de 2022

El sector inmobiliario español sigue en buen camino hacia su recuperación, gracias, principalmente, a un 2021 con importantes tendencias alcistas a varios niveles. Sin ir más lejos, tal y como recoge el Colegio de Registradores, el número de compraventas inmobiliarias en noviembre de 2021 no sólo creció respecto a 2020, sino que también lo hizo en comparación a 2019 hasta situarse en datos prepandemia.

Compartir en:

“Con 93.178 operaciones, las compraventas inmobiliarias registradas el pasado mes de noviembre constataron una tendencia que viene de meses atrás. Esta cifra supone un aumento del 18,7% respecto al mismo periodo de 2020, pero si echamos la vista más atrás, podemos contemplar que los datos vuelven a ser similares a los de antes de la llegada de la pandemia, pues las compraventas totales repuntaron un 25% respecto a 2019”, detalla Font, director de Estudios y portavoz de pisos.com En el caso concreto de la compraventa de vivienda, continua el experto, los datos del Colegio de Registradores arrojan números todavía más positivos, pues el total de operaciones de este tipo registradas en noviembre (46.140), supone un incremento del 23,2% (respecto a 2020) y del 26,7% (en comparación a 2019). “Todos estos datos constatan el buen momento que está atravesando el sector inmobiliario, pues no solo hablamos de un aumento a nivel nacional, sino que los datos desglosados por Comunidades Autónomas nos permiten ver que se registraron incrementos en las compraventas inmobiliarias totales en todos los territorios a excepción de Navarra, que experimentó una ligera caída del 1,6% respecto a 2020”, añade Font.

Una tendencia que podría mantenerse en el tiempo

En esta misma línea, experto señala el avance de la compraventa, que, si bien arrancó 2021 con cierto ralentí por el inestable y crítico primer año de pandemia, “empezó a mostrar signos de crecimiento continuado a partir del mes de marzo, motivada por los bajos tipos de interés, que se han prolongado hasta la recta final del año”.
En términos del parque residencial, se ha visto como la demanda ha empezado a invertir más por las nuevas necesidades de vivienda descubiertas durante el confinamiento y el aumento del nivel de ahorro, el cual, sumado a los anteriormente mencionados tipos bajos de interés, favorecieron una tendencia alcista e inflacionista.

“De cara al próximo año 2022, se espera que esta tendencia en el número de operaciones se mantenga, de modo que traiga consigo también un aumento en el nivel de precios que afectará tanto a la obra nueva, donde sigue existiendo cierto desnivel entre la oferta y la demanda, y la segunda mano, donde el efecto de los fondos Next Generation jugará un papel determinante”, concluye Font.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda