EBURY el poder adquisitivo de los pensionistas británicos en España ha caído un 17%

13 de octubre de 2022

Ebury, señala en un análisis que la caída de la libra esterlina en los mercados, que se prolonga desde hace siete años, está acrecentando los costes de vida para los pensionistas del Reino Unido que viven en España.

Compartir en:

Ebury explica que, desde septiembre de 2015 y hasta hoy, el Reino Unido ha experimentado una significativa volatilidad política y económica como resultado de abordar tanto una salida ordenada de la Unión Europea como de gestionar la pandemia y el consiguiente shock inflacionario. Todo ello ha conducido a la libra a una paulatina depreciación respecto de sus principales pares que ha penalizado a colectivos como el de los pensionistas británicos que viven fuera del país y perciben unos ingresos fijos al año pagados en moneda local.
En España, hay censados cerca de 263.000 británicos, de los cuales el 26%, alrededor de 70.000, son jubilados. Estos habrían visto caer el poder adquisitivo de sus pensiones en un 17% en este periodo.
Además, otro factor que merma la capacidad de compra de los jubilados británicos es la fuerte presión de la inflación, que actualmente se sitúa en España en el 9%.
La situación es incluso más adversa para los jubilados británicos en Estados Unidos que habrían perdido un 27% de capacidad de compra por la depreciación de la libra respecto al dólar entre 2015 y 2022.

Duarte Líbano Monteiro, director regional de Ebury para el Sur de Europa, explica en relación con esta situación: "Los pensionistas británicos expatriados son vulnerables a los movimientos en los mercados de divisas, y llevan padeciendo durante mucho tiempo ya la debilidad de la libra. Desafortunadamente, aquellos que han elegido un país como España para pasar su jubilación comprueban cómo la caída del valor de la libra reduce significativamente sus niveles de vida”.
"Ante esta situación las autoridades deberían advertir a los pensionistas sobre el impacto financiero que puede tener para ellos retirarse en el extranjero, ya que el tipo de cambio general al que muchos pensionistas pueden acceder no siempre se corresponde con el coste real que conlleva la realización de pagos internacionales”, continúa el director regional de Ebury para el Sur de Europa.

Ebury recomienda a los jubilados británicos en España que se aseguren de que están recibiendo las mejores tasas de cambio disponibles y que busquen alternativas que reduzcan también las tarifas y comisiones bancarias para procesar los pagos de la manera más eficiente posible.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda