PMI ESPAÑA: los precios y la escasez de materiales frenan la recuperación

03 de noviembre de 2021

El sector manufacturero de España continuó expandiéndose con fuerza en octubre, pero el doble impacto de las restricciones de la oferta y la presión de los precios sirvió para limitar notablemente el crecimiento de la producción, según el índice PMI publicado este martes. No obstante, a pesar de indicar una expansión, la lectura del índice oculta varias novedades preocupantes.

Compartir en:

En concreto, el PMI del sector manufacturero español, elaborado por la consultora Markit, bajó de 58,1 registrado en septiembre a 57,4 en octubre, su nivel más bajo desde marzo pasado. Sin embargo, la última lectura se mantuvo muy por encima del nivel de ausencia de cambios de 50, indicando un crecimiento del sector por noveno mes consecutivo.
Los continuos desafíos por el lado de la oferta y el aumento de la inflación hicieron que el crecimiento de la economía manufacturera española se limitara en octubre. La producción y los nuevos pedidos aumentaron a sus ritmos más débiles desde febrero pasado en medio de un retraso récord de los plazos de entrega de los proveedores para los insumos, que siguieron siendo notablemente escasos. Dicha escasez sirvió para apuntalar las fuertes presiones inflacionistas por lo que se ha producido un aumento de los precios de compra y de los precios de venta a tasas récord.

Aunque el crecimiento de la producción se mantuvo a un ritmo sólido, se deterioró intensamente por segundo mes consecutivo. Dicha desaceleración estuvo relacionada principalmente con los retrasos graves y sin precedentes en la entrega de insumos a los fabricantes. Las empresas informaron ampliamente que los stocks de los proveedores son cada vez más escasos y está demostrando ser una restricción cada vez mayor para el crecimiento de la producción, especialmente en un momento en que los volúmenes de las carteras de pedidos están aumentando. También se mencionaron ampliamente los desafíos logísticos y de transporte, especialmente de transporte marítimo.

Mientras tanto, los nuevos pedidos recibidos por los fabricantes españoles aumentaron fuertemente y por noveno mes consecutivo, ya que la demanda de los clientes mantuvo su reciente recuperación desde lo peor de la pandemia. Sin embargo, el crecimiento en general fue el más débil desde febrero pasado, y los nuevos pedidos para exportaciones indicaron una tendencia similar. La ralentización del crecimiento de la demanda se vinculó con el aumento de las tarifas cobradas y las empresas informaron que los clientes no pudieron o no estaban dispuestos a pagar los precios más altos impuestos por los fabricantes españoles. Según los datos más recientes, los precios cobrados subieron a la tasa más alta en más de diecinueve años de disponibilidad de datos.
Las empresas vincularon dicho aumento tan pronunciado de las tarifas cobradas con las fuertes presiones de los costes a las que se enfrentan actualmente. Dada la grave escasez mundial de insumos, se informó que los precios de la mayoría de las materias primas subieron en octubre. Sumado con los precios más altos que se pagan por la energía y los servicios públicos, los costes generales de los insumos aumentaron a una tasa récord del estudio.
Los encuestados comentaron que dicha inflación tan rápida sigue siendo un motivo de preocupación para las empresas (el sentimiento en general sobre el futuro desmejoró desde septiembre) y esto, junto con la persistente preocupación por la escasez de oferta, hizo que las empresas compraran productos por adelantado si estaban disponibles en el mercado. Dichos esfuerzos dieron lugar al mayor aumento de los stocks de insumos en más de tres años y medio.

No obstante, en contraste, los stocks de productos terminados continuaron disminuyendo a medida que las empresas intentaron reducir las cargas de trabajo pendientes cada vez mayores en sus plantas siempre que les fue posible. Los últimos datos mostraron que los pedidos pendientes aumentaron intensamente en octubre. Dicho incremento hizo que los fabricantes contrataran más personal, aunque la tasa creación de empleo fue la más débil en la secuencia actual de ocho meses de crecimiento.
Desde Markit destacan que, "a pesar de no tener más alternativa que aumentar sus tarifas frente a una avalancha de costes cada vez mayores, hubo algunos indicios por parte de los fabricantes de que la demanda de los clientes muestra signos de disminución". "Si bien, en general, las empresas siguen mostrándose optimistas de que el crecimiento se mantendrá sostenido, la preocupación por la persistencia de la presión incesante de los precios es el mayor temor de los fabricantes a la hora de evaluar la dirección de la tendencia en los próximos doce meses", añaden.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda