ESPAÑA SIGUE A LA CABEZA

El paro de la eurozona repite su mínimo histórico

01 de agosto de 2022

España vuelve a liderar las cifras de desempleo en la eurozona. La tasa de paro de la eurozona se situó el pasado mes de junio por tercer mes consecutivo en el 6,6%, lo que supone 1,3 puntos porcentuales por debajo del mismo mes de 2021 y representa el menor nivel de desempleo entre los Diecinueve de toda la serie histórica, que se remonta a abril de 1998, según los datos de Eurostat .

Compartir en:

La tasa de paro de la eurozona se mantiene así ocho décimas por debajo del nivel previo a la pandemia, ya que en febrero de 2020 el desempleo entre los países del euro era del 7,4%. Asimismo, en el conjunto de la Unión Europea la tasa de paro se mantuvo estable en junio en el 6%, frente al 7,2% de un año antes. Se trata también del menor nivel de paro entre los Veintisiete.
La oficina estadística europea calcula que 12,931 millones de personas carecían de empleo en la UE en junio de 2022, de los que 10,925 millones se encontraban en la zona euro. Esto supone un descenso mensual de 26.000 y 25.000 personas, respectivamente. En comparación con junio de 2021, el número de personas sin empleo descendió en 2,311 millones en la UE y en 1,987 millones en la zona euro.

Entre los Veintisiete, las mayores tasas de paro correspondieron a España, con un 12,6%; Grecia, con un 12,3%; e Italia, con un 8,1%. Por el contrario, las menores cifras de paro se observaron en República Checa (2,4%), Polonia (2,7%) y Alemania (2,8%). En el caso de los menores de 25 años, la tasa de paro de la zona euro y del conjunto de la UE en junio fue del 13,6%, frente al 13,3% del mes anterior en la UE y del 13,2% en la zona euro.
En términos absolutos, el número de jóvenes desempleados en la UE alcanzó en el sexto mes del año los 2,546 millones de personas, de los que 2,073 millones correspondían a la eurozona. En el caso de España, en junio de 2022 se contabilizaron 2,975 millones de personas sin empleo, de las cuales 469.000 eran menores de 25 años. De esta forma, la tasa de paro de juvenil de España fue del 27,9%, la segunda más alta entre los Veintisiete, por detrás del 29,5% de Grecia y por delante del 23,1% de Italia.

15.000 trabajadores españoles acudirán a la vendimia francesa

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT FICA) ha presentado este lunes la campaña de vendimia en Francia, en la que prevén que participen aproximadamente 15.000 trabajadores españoles, una cifra ligeramente superior en un 3,4% a la del año anterior, cuando se sumaron a esta campaña en torno a 14.500 empleados del sector agrícola.

La secretaria de administración y recursos de UGT FICA, Lucía García-Quismondo, ha presentado las medidas que ha tomado la federación para que los trabajadores conozcan sus derechos durante la campaña de la vendimia, como la presentación de un folleto informativo y una serie de talleres que se impartirán en los lugares de partida de los trabajadores. Además, a principios de septiembre, los responsables agrícolas del sindicato tienen previsto desplazarse a Francia para comprobar las condiciones laborales de los trabajadores. «Mientras, contarán con un teléfono de información que estará disponible para cualquier consulta», ha explicado García-Quismondo.
Entre otras recomendaciones, UGT FICA ha insitido en que los trabajadores no se deberían de desplazar a Francia sin tener un contrato «en origen» o un alojamiento previsto. Asimismo, ha advertido sobre las ofertas de trabajo procedentes de las empresas temporales o aquellas en las que se pide dinero para traducciones o para garantizar ciertas condiciones laborales.

El campo francés, muy atractivo para los trabajadores españoles
La vendimia en Francia es una actividad «atractiva» entre los trabajadores españoles del sector agrícola ya que, según ha explicado el secretario del sector agroalimentario de UGT FICA, Sebastián Serena, en el país galo se dan «mejores condiciones laborales y salariales». Así, por ejemplo, el salario medio por hora trabajada se sitúa en 10,85 euros, lo que supone una mejora desde el año anterior, cuando era de 10,35 euros por hora. En comparación con España, aunque el sueldo también se fija según el SMI, este se sitúa en 7,67 euros de media por hora trabajada.
Por otro lado, la jornada laboral es de 35 horas y, en caso de superarse hasta las 40 horas, los trabajadores incrementan su salario en un 25%, mientras que si asciende a más de 44 horas, perciben un 50% más. Además, al ejercer su actividad laboral en Francia, los trabajadores cotizan según el régimen galo, por lo que generarán una serie de derechos para la prestación de jubilación en el país.

«Si estas condiciones se dieran en España no habría problemas para encontrar trabajadores del sector agrario», ha explicado García-Quismondo. «El problema no es que la gente no quiera trabajar en el campo», ha añadido.Por su parte, Serena ha subrayado la importancia de tener en cuenta «el trabajo que hay detrás» para que los alimentos lleguen a los supermercados y las tiendas. «Las personas que trabajan en el campo se enfrentan en muchas ocasiones a condiciones insalubles y pésimas, por lo que deberíamos valorar mucho más sus esfuerzos», ha reivindicado.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda