BdE: la recuperación de España más lenta que la de la Eurozona 16/11/2021

18 de noviembre de 2021

La economía española estaría 6,6 puntos por debajo del nivel precrisis, mientras que en el área del euro se situaría solo medio punto porcentual por debajo, según el gobernador, Hernández de Cos. El gobernador reconoce que España afronta actualmente una recuperación más lenta respecto a la media de la zona euro. «Quizás el elemento que más destaca de la economía española, no solamente es que cayera en mayor medida el año pasado en comparación con el promedio del área del euro, sino que la recuperación está siendo algo más lenta»,

Compartir en:

La economía española estaría 6,6 puntos por debajo del nivel precrisis, mientras que en el área del euro se situaría solo medio punto porcentual por debajo. En cambio, la evolución del mercado de trabajo en España está siendo mejor que la del PIB, con una afiliación efectiva que ya se sitúa prácticamente en niveles precrisis en octubre.
Entre las consecuencias de la crisis, el deterioro de las finanzas públicas, que ha provocado un incremento del déficit y la deuda, y la heterogeneidad de la recuperación, ya que no se está produciendo de manera similar por sectores ni por regiones.
También se observa un deterioro del entorno exterior, como los cuellos de botella en las cadenas globales de suministros o el alza de los precios de las materas primas y otros costes. Sobre el alza de la inflación, el gobernador cree que tiene elevado componente transitorio, aunque vaya a ser más duradero de lo previsto. «Hay nubarrones a los que prestar atención y dar respuestas adecuadas desde la política económica», ha remarcado el gobernador.
Otro de los condicionantes sobre la recuperación es qué va a pasar con el ahorro acumulado de los hogares, que supera 6 puntos de PIB. Y también se plantean incertidumbres sobre el turismo, un sector fundamental para la economía española, así como sobre la ejecución y absorción de los fondos europeos.

Por ello, hay que evitar una retirada prematura de las medidas de apoyo monetarias y fiscales, aunque éstas deben tener un carácter más focalizado y estar insertas en un programa de consolidación a medio plazo. Además, hay que impulsar una ambiciosa agenda de reformas estructurales, apoyadas también por el uso de los fondos europeos,.
También propone mejorar los procedimientos de reestructuración de deudas, reforzar las políticas de formación y ayudas a la búsqueda de empleo, y que el apoyo a las familias vulnerables se acompañe de una reflexión profunda sobre las potenciales deficiencias del sistema energético.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda