El teletrabajo sigue vivo

29 de octubre de 2021

El teletrabajo ha descendido dos puntos porcentuales en el tercer trimestre respecto a lo medido en el trimestre anterior: el 12,6% de los ocupados en España, 2,53 millones, teletrabajó entre julio y septiembre, de los que 1,60 millones teletrabajaron más de la mitad de los días y 935.700 teletrabajaron ocasionalmente, con menor intensidad.

Compartir en:

Estas cifras suponen un retroceso respecto al momento de mayor intensidad de la crisis (el segundo trimestre de 2020), cuando un 19,1% de los ocupados teletrabajaban, bien de manera ocasional (2,9%), bien de manera intensiva (16,2%). Pero en dicho trimestre el teletrabajo alcanzó un máximo fruto de la extrema tensión laboral a la que sometió la pandemia a los diferentes sectores, por lo que era esperable un descenso significativo respecto a esos niveles máximos. Lo que resulta relevante es que los actuales niveles están cerca de duplicar los niveles de teletrabajo existentes antes de la crisis.
Por sexos, la proporción de teletrabajadores varones (12,4%) está muy cerca, aunque por debajo, de la de mujeres (12,9%). La brecha entre ambos, no obstante, se ha cerrado mucho respecto a lo medido en 2020: en el segundo trimestre de dicho año la brecha ascendía a 3,7 puntos, ya que los sectores en los que el teletrabajo era más difícil (o imposible) de aplicar eran actividades donde el peso del empleo masculino era mayor.
Por comunidades autónomas, Madrid sigue liderando el teletrabajo: el 22,1% de sus trabajadores teletrabajaron durante el tercer trimestre, bien ocasionalmente (5,5%), bien teletrabajando más de la mitad de los días (16,6%). A gran distancia se sitúa Cataluña (14,7%) y la Comunidad Valenciana (11,7%).

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda