¿Cómo descargar el borrador de la declaración de la renta de 2021?

06 de abril de 2022

La Agencia Tributaria acaba de dar el pistoletazo de salida a la campaña de la renta de 2021. El 6 de abril comienza el plazo para saldar cuentas con Hacienda, que se alargará hasta el 30 de junio. Y más nos vale no olvidarnos, porque las sanciones por presentar la declaración fuera de plazo pueden llegar a ser de hasta el 150%.

Compartir en:

Muchos contribuyentes optarán por consultar el borrador de su declaración por Internet. La forma más sencilla de cumplir el trámite. Eso sí, antes de confirmar el borrador, conviene revisar que no contiene ningún error.
Pero ¿cómo se descarga el borrador de la renta de 2021? Solo hay que acceder a la web de la campaña de la renta de este año, pero antes de poder visualizarlo, la Agencia Tributaria tiene que comprobar quiénes somos. Y para identificarnos, podemos usar tres sistemas, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han elaborado una guía gratuita sobre la declaración de la renta de 2021 en la que explican, paso a paso, como consultar el borrador.
DNI electrónico o Cl@ve PIN
Los ciudadanos pueden identificarse en la sede electrónica de la Agencia Tributaria con un certificado digital o un DNI electrónico. Es la opción más rápida. Otra vía es registrarse en el sistema Cl@ve PIN, que permite realizar trámites en las sedes virtuales de la Administración.

Número de referencia
La tercera opción para los que no disponen de un certificado digital ni se han dado de alta en Cl@ve es solicitar un número de referencia.
Esta alternativa permite obtener un código de seis caracteres al instante que, además, se puede renovar en cualquier momento si se olvida. La única desventaja es que para solicitarlo hace falta recordar el valor de la casilla 505 de la declaración de la renta del ejercicio 2020 (la que se presentó el año pasado).
Hay una excepción: los contribuyentes que el año pasado no presentaron la declaración o aquellos a los que la casilla les arrojó un resultado igual a cero tendrán que informar, en su lugar, de los últimos cinco dígitos del IBAN de una cuenta corriente de la que fuesen titulares el pasado año.
La casilla 505 hace referencia a la base liquidable general sometida a gravamen y no debemos confundirla con el resultado de la declaración. Si guardamos una copia de la declaración que presentamos el año pasado, podremos encontrarla dentro de la sección base liquidable general y base liquidable del ahorro.
A la hora de consignar el valor de la casilla 505 en el formulario, se deben introducir los números enteros separados por una coma de los decimales y no por un punto, ya que si no se hace así, el sistema indicará que hay un error.
Si no somos capaces de recuperar el importe de dicha casilla, siempre podemos pedir cita previa en una oficina de la Agencia Tributaria para que nos lo digan presencialmente. No obstante, si queremos evitar desplazamientos y acelerar el trámite, podemos olvidarnos del número de referencia y optar por un sustituto: registrarnos en el sistema Cl@ve. Hoy en día, el proceso de alta es sencillo, ya que se puede hacer por videollamada a través del smartphone o del ordenador. Hará falta tener a mano el DNI para identificarse.
Con este sistema, que combina un código escogido por el usuario con un PIN temporal que emite la Agencia Tributaria cada vez que el contribuyente lo necesita, se puede consultar el borrador, modificarlo y presentarlo.

Atención telefónica o presencial
La declaración de la renta también puede confeccionarse y presentarse por teléfono o en una oficina de la Agencia Tributaria, aunque para eso habrá que esperar. El plazo para presentar la declaración por teléfono se abre el 5 de mayo, aunque se podrá pedir cita previa desde el día 3 de ese mismo mes. Los que quieran ser atendidos por teléfono tendrán que indicar su número de referencia o el valor de la casilla 505 cuando les llamen para identificarse.
Por el contrario, el plazo para solicitar cita para acudir a una oficina de la Agencia Tributaria comenzará el 26 de mayo y el período de atención presencial se iniciará el 1 de junio.
La Campaña de la Renta y Patrimonio de 2021, que incluye como principal novedad el alza del impuesto para las rentas a partir de 300.000 euros y para los patrimonios de más de 10 millones, arrancará el próximo miércoles 6 de abril con la presentación de las declaraciones por Internet, de acuerdo con el calendario del contribuyente de la Agencia Tributaria recogido por Europa Press.
La Campaña de la Renta de este año, que se corresponde con los ingresos obtenidos en 2021, se prolongará entre el 1 y el 30 de junio de manera ordinaria, pero previamente, desde el próximo 6 de abril se podrán presentar ya las primeras declaraciones del IRPF y de Patrimonio a través de Internet, un medio que ya utilizan nueve de cada diez contribuyentes.
Asimismo, desde el próximo 5 de mayo y hasta el 30 de junio la declaración del IRPF se podrá presentar también por teléfono, y entre el 1 y el 30 de junio, coincidiendo con el periodo ordinario de la Campaña, los contribuyentes podrán presentar su declaración en las oficinas de la Agencia Tributaria. Con resultado a ingresar y con domiciliación bancaria, el plazo concluye el 27 de junio.
Con carácter general, los contribuyentes tienen que presentar declaración por IRPF cuando sus rendimientos del trabajo superan los 22.000 euros. Ahora bien, cuando cuentan con dos o más pagadores -sería el caso de un empleador y del SEPE-, ese límite se reduce a 14.000 euros si el importe percibido por el segundo y restantes pagadores supera los 1.500 euros.
Al igual que el año pasado, los perceptores del ingreso mínimo vital y los miembros de la unidad de convivencia están obligados a presentar la declaración. Además, buena parte de los trabajadores que hayan estado en ERTE y ganen menos de 22.000 euros anuales tendrán que presentar la declaración, salvo que no superen los 14.000 euros en total.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda