S&PGlobal presenta su “rebajita”

19 de mayo de 2022

S&P Global ha recortado las previsiones de crecimiento del producto interior bruto de la mayoría de países que examina debido al contexto de elevada inflación y de la prolongada duración del conflicto armado en Ucrania, siendo España el país más perjudicado por las estimaciones de la calificadora.

Compartir en:

Así, España ha recibido una rebaja de 1,4 puntos porcentuales respecto a la previsión de crecimiento del 6,1% que la firma neoyorquina estimaba en sus anteriores previsiones, dejando el crecimiento de la economía nacional en un 4,7% para este año. En total, las previsiones de crecimiento económico para España se han recortado en 2,2 puntos porcentuales desde la primera estimación. Además, S&P ha rebajado también las previsiones de crecimiento para 2023, reduciéndose en 0,9 décimas hasta los 3,3 puntos. Por otro lado, la agencia ha mejorado una décima las estimaciones de cara a los años 2024 y 2025, estimando un crecimiento del PIB del 2,8% y del 2,2%, respectivamente.

A principios de 2022, los efectos de la pandemia de Covid-19 estaban menguando en muchos países. Como resultado, desde S&P pronosticaron “un repunte robusto, aunque desigual, con un crecimiento superior a la tendencia en la mayoría de los países” y “una inflación moderadamente alta pero transitoria”. Para la firma estadounidense, los principales interrogantes eran cuándo recuperarían las economías su senda de producción anterior a la pandemia y qué cambios provocados por ésta serían estructurales.

Sin embargo, la guerra y la inflación han trastocado las previsiones de S&P. Por un lado, el conflicto armado en Europa ha provocado que “los precios de la energía y de las materias primas subieran durante (todavía) más tiempo” y que la confianza “que estaba en niveles altos, se viera afectada”. Por otro, el alza de los precios ha resultado ser más “alto, de base más amplio y más persistente de lo que se pensaba hace unos pocos trimestres”.

Por otra parte, S&P considera que la eurozona crecerá un 2,7% en 2022, un 0,6% menos que en su último informe; también sufren un recorte las previsiones de crecimiento para 2024, que, con cuatro décimas menos, se han situado en el 2,2%.
Asimismo, la calificadora neoyorquina también ha rebajado las previsiones de crecimiento para la economía estadounidense, cuyo aumento del PIB cifran en un 2,4% en 2022 tras un recorte de ocho décimas.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda