FUNCAS: buen resultado del empleo gracias a la hosteleria

04 de mayo de 2022

El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en abril en 184.576, superando por primera vez la cifra de 20 millones. Dicho incremento equivale a unos 33.000 en términos desestacionalizados (cifras desestacionalizadas por Funcas).

Compartir en:

Este resultado supone una aceleración con respecto a los resultados de febrero y marzo. No obstante, en términos corregidos de estacionalidad, el empleo descendió en la agricultura, la industria y la construcción, concentrándose el incremento de la afiliación en los servicios, y más concretamente en hostelería y transporte. Así, el número de afiliados en la hostelería superó por
primera vez la cifra registrada en el mismo mes de 2019. Por otra parte, el incremento se concentra en los trabajadores asalariados, mientras que el número de los no asalariados sufrió un descenso, por tercer mes consecutivo (en términos desestacionalizados).
Según las estimaciones de Funcas, el tirón de la afiliación proviene sobre todo del sector privado. Así pues, el empleo en este sector supera el nivel pre‐covid en unas 275.000 personas.
El número de afiliados con contrato indefinido se incrementó en 480.175, de los cuales 169.106 son fijos discontinuos, mientras que el de trabajadores con contrato temporal descendió en 322.165. De
estos resultados se desprende una tasa de temporalidad del 22,5%, frente a un 25,1% el mes anterior y un 27,6% en diciembre, antes de la aprobación de la reforma laboral.

El número de desempleados registrados descendió en 86.260. Eliminando la estacionalidad, equivale a un descenso de 15.000 (cifras desestacionalizadas por Funcas). El número de contratos indefinidos se multiplicó por cuatro en comparación con el mismo mes del año anterior, mientras que el de temporales se redujo en un 37%. Destaca el incremento de los contratos fijos discontinuos, que alcanzaron la cifra de 238.760, frente a 17.391 el mismo mes del año anterior.

El gasto en prestaciones por desempleo siguió descendiendo en marzo, aunque seguía siendo superior a la cifra anterior a la pandemia, a pesar de que el número de beneficiarios es inferior. La tasa de cobertura se situó en el 59,8, aunque en términos desestacionalizados se mantiene estable en torno al 61 desde agosto del pasado año

Compartir en:

Crónica económica te recomienda