PREVISIONES: dos años de incremento de las insolvencias globales

01 de mayo de 2022

Crédito y Caución prevé un incremento de las insolvencias a lo largo de 2022 y 2023 en la mayoría de los países del mundo tras los niveles inusualmente bajos registrados durante la pandemia: a lo largo de los dos últimos años la economía global ha registrado una caída acumulada del 29% en sus niveles de insolvencia.

Compartir en:

En 2020, a pesar de la grave recesión económica, el descenso se registró en la mayoría de los mercados mundiales debido a los intensos estímulos fiscales y las moratorias concursales generalizadas. 2021 presentó un panorama mixto. La caída se mantuvo mercados como Estados Unidos, Portugal, Países Bajos, Corea del Sur o Nueva Zelanda, por la continuidad de los programas de apoyo a la liquidez empresarial, pero algunos países como España, Italia o la República Checa comenzaron ya a registrar un incremento relevante de la concursalidad. Como resultado, mercados como Portugal registraron en el último ejercicio menos de la mitad de las insolvencias que en 2019 mientras que otros, como España, ya superan los niveles prepandémicos.

En este contexto, 2022 y 2023 estará marcado por un incremento de los niveles de insolvencia en la mayoría de los mercados mundiales. “En muchos de los mercados observados, prevemos que se sobrepase el nivel normal de insolvencias en la segunda mitad de 2022 o a principios de 2023. Esto se debe a los impagos adicionales procedentes de las empresas zombis. Es probable que estos últimos se produzcan porque durante la pandemia los niveles de insolvencia se contrajeron muy por debajo de sus niveles prepandémicos. Creemos que estas empresas entrarán en mora después de que se les retire el apoyo público. En general, para finales de 2023 prevemos un aplanamiento de las insolvencias hasta niveles normales”, explica el informe.

El calendario de retirada de las ayudas públicas es el factor esencial en las proyecciones de en cada mercado: el incremento gradual de las insolvencias hasta la normalidad prepandémica debe esperarse en los seis meses posteriores a la retirada de los estímulos fiscales. El incumplimientos adicional por parte de las empresas zombis se extenderá durante doce meses. Aunque la guerra en Ucrania influirá en las proyecciones de insolvencia a través del impacto negativo sobre el crecimiento del PIB, en comparación con la eliminación de las medidas de estímulo su impacto global será relativamente pequeño. Será significativo para la propia Rusia y, en menor medida, se dejará sentir en otros mercados.

En los próximos años, las empresas tendrán que adaptarse a un entorno sin ayudas públicas significativas, lo que será un desafío para la supervivencia de las empresas que se han apalancado en exceso durante la pandemia. A partir de 2024 Crédito y Caución espera que las insolvencias vuelvan a disminuir o se mantengan constantes. Esto se debe a que los niveles de insolvencia habrán vuelto en gran medida a la normalidad y a que las empresas zombis, incapaces de sobrevivir sin apoyos, ya habrán quebrado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda