UE: la inflación estable

18 de mayo de 2022

La inflación anual de la zona euro permanece estable en abril y al situarse en el 7,4% en abril de 2022, estable en comparación con marzo. En la Unión Europea (UE) se eleva hasta el 8,1%, frente al 7,8% de marzo, según las cifras publicadas por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Compartir en:

Un año antes, el Índice de Precios de Consumo (IPC) era del 1,6% en la zona euro y del 2% en la UE. En abril, la mayor contribución a la tasa de inflación interanual de la zona del euro provino de la energía (3,7 puntos porcentuales más), tras aumentar sus precios un 37,5%, seguida de los servicios (+1,38 puntos), alimentación, alcohol y tabaco (+1,35 puntos) y bienes industriales no energéticos (+1,02 puntos).
Por países las tasas anuales más bajas se registraron en Francia, Malta (ambos 5,4%) y Finlandia (5,8%), mientras que las tasas anuales más altas se registraron en Estonia (19,1%), Lituania (16,6%) y Chequia (13,2%). Respecto a marzo, la inflación anual descendió en tres Estados miembros, se mantuvo estable en dos y aumentó en 22 de ellos.
En cuanto a la inflación subyacente, que excluye el efecto de los precios de la energía y los alimentos frescos por ser los más volátiles, subió al 3,9% en abril, por encima del 3,2% registrado el mes anterior. Al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en abril en el 4,1%.

En el Reino Unido, se dispara

La inflación en el Reino Unido ha alcanzado un preocupante 9% en abril, la tasa más alta de los últimos 40 años - máximos desde noviembre de 1981-, mientras la crisis del coste de la vida sigue golpeando a los hogares británicos. La cifra ha quedado por debajo de las predicciones del 9,1% pero es muy superior al 7% de marzo, lo que supone uno de los mayores incrementos de los precios al consumo en un año desde que se iniciaron los registros en 1989. La inflación subyacente del IPC aumentó al 6,2%, desde el 5,7%, igualando el consenso, 6,2%.


Las cifras oficiales confirman las predicciones anteriores de que la inflación ha alcanzado el 9%, ya que las facturas siguen disparándose. El Banco de Inglaterra ya predijo que la inflación podría superar el 10% este año.
La subida de la inflación del mes pasado estuvo impulsada por un aumento sin precedentes de las facturas de la energía, ya que se permitió que el tope aumentara su cantidad récord, añadiendo varios cientos de libras a las facturas anuales.
El aumento de la inflación subyacente se debió en parte a un incremento de la inflación del IPC de bienes subyacente hasta el 8,0%, desde el 7,9%, ya que los minoristas siguieron repercutiendo los mayores precios de producción a los consumidores. Pero la principal fuente de la subida de la inflación subyacente fue el aumento de la inflación de los servicios hasta el 4,7% en abril, desde el 4,0% de marzo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda