La tecnología copara el empleo

25 de enero de 2022

La tendencia del sector empresarial se dirige la aplicación de la tecnología big data e inteligencia artificial (IA) en toda la cadena de valor de la industria. Esto significa que, a lo largo de los próximos años, las compañías necesitarán contar entre sus equipos con profesionales expertos capaces de desenvolverse sin dificultades en las materias relacionadas con estas dos tecnologías.

Compartir en:

En este sentido, desde IndesIA, la asociación española de inteligencia artificial para la industria, señalan que durante los próximos 3 años solo las empresas del sector necesitarán más de 90.000 profesionales expertos en datos e inteligencia artificial para poder llevar a cabo sus proyectos, impulsar la economía del país y poder competir con otras organizaciones internacionales.
“La falta de personal cualificado supone un obstáculo para el crecimiento de las empresas y por ello, para la recuperación económica” explica Valero Marín, presidente de IndesIA. Por este motivo indica que “uno de los principales objetivos que nos propusimos como asociación es el impulso a la transformación del empleo hacia profesiones enfocadas en las nuevas tecnologías. Se trata de reducir la brecha existente entre la formación de las disciplinas denominadas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, en sus siglas en inglés) y las necesidades de las empresas. Pero además queremos promover la creación de nuevos puestos de trabajo de alta cualificación y empleo de mayor calidad. Asimismo, atraer y retener al talento tecnológico en España”.

Los 12 perfiles más demandados

Gracias al trabajo que IndesIA realiza mano a mano con las principales empresas industriales españolas, es posible conocer qué perfiles será los más solicitados en el sector a corto y medio plazo. Así, los expertos de la asociación han elaborado un Plan de Perfiles Formativos en el que han identificado cuáles serán estas profesiones y considerando que las 12 más necesarias serán los *Ingeniero/a del Aprendizaje Automático, Arquitecto/a de Datos, Ingeniero/a de Datos, Especialista IoT, Científico/a de Datos, Visualizador/a de Datos, Especialista en el Gobierno de Datos, Dueño/a de los Datos, Traductor/a de los Datos del Negocio, Ciudadano/a de la Ciencia de Datos, Especialista en industria 4.0, Analista de Datos.
En este plan también se detallan las capacidades y competencias con las que, en mayor o menor medida, deberán contar y que tienen que ver con la analítica de datos y estadística, la puesta en funcionamiento de modelos analíticos y plataformas, la programación, el desarrollo de metodologías y procesos, la creación de plataformas de inteligencia de negocio, el conocimiento de la ingeniería de datos, la arquitectura empresarial, la calidad y gobierno del dato, la gestión y visualización de datos, la seguridad y en resumen aspectos relacionados con las tecnologías IoT.


Según explica el presidente de IndesIA, el Plan de Perfiles Formativos tiene un doble objetivo. Por un lado, saber qué talento se requiere, pero por otro definir los roles que ocuparán dentro de las empresas y concretar sus funciones y capacidades, unificando los criterios que cada organización tiene respecto a estas profesiones. “La novedad de estos empleos hace que a veces nos encontramos con que los perfiles no están bien definidos en cuanto a los conocimientos que deben tener y el trabajo que van a desarrollar. Hasta el punto de que, en ocasiones, es difícil entender cuál es la diferencia entre unos profesionales y otros. Gracias a esa unificación de criterios, además, será más sencillo ofrecer una formación que coincida con el desempeño laboral posterior o reciclar las competencias de los profesionales que ya forman parte de las empresas” advierte.
Por otro lado, también explica que tanto la enumeración de estos profesionales, como sus habilidades no son descripciones estáticas o cerradas, ya que el propio avance de la tecnología provocará la evolución de sus capacidades y la creación de nuevos puestos. Además, comenta que otro tipo de perfiles de tipo no técnico como humanistas, especialistas en leyes, diseño…etc., también tendrán que adaptar sus conocimientos a temas de data e inteligencia artificial.

Acuerdos con universidades y otros centros formativos

Según datos del Gobierno de España la brecha digital de género se ha reducido progresivamente en España. Pero en competencias avanzadas, todavía estamos por debajo de otros países europeos. Por otro lado, existe una gran diferencia entre sexos en el número de graduados en estudios STEM. Según el presidente de IndesIA es importante ocuparse de la reducción de esa brecha y poner acciones específicas para trabajar en ese sentido. “Si no se impulsa que las mujeres accedan y quieran formarse en aspectos relacionados en estas nuevas tecnologías, y a la vez se sigue ampliando la demanda de esos perfiles la brecha digital de género corre el riesgo de ampliarse. Además, la industria estará perdiendo un talento tan necesario y valioso como es el femenino” añade.

Otra consecuencia de la falta de talento tecnológico es que las empresas se están dando cuenta de que su futuro no puede depender solo del talento más joven, profesionales junior que ya se están uniendo a ellas o se incorporarán en los próximos años y en el que ya se impulsa la formación en materias como el big data o la inteligencia artificial.
Así, en IndesIA también destacan la necesidad de reciclar con competencias digitales a los trabajadores que cuentan con más experiencia. Así pretenden facilitar a las empresas que establezcan programas de formación interna. Algo que a juicio de Valero Marín debe hacerse por varios motivos, “por un lado para conseguir tener el talento que les hace falta y por otro, para no quedarse con una fuerza laboral obsoleta y unos trabajadores senior que no tengan las habilidades y competencias digitales que exige el mercado”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda