Adios al gas ruso, y ¿ahora qué?

04 de septiembre de 2022

Rusia ha paralizado sus planes de reactivar el flujo de gas a Europa, que había previsto para este sábado. El retraso en la reapertura tiene como trasfondo la guerra de Ucrania y las maniobras de Moscú para presionar a las potencias occidentales en su apoyo a Kiev.

Compartir en:

El gigante energético ruso Gazprom, controlado por el Estado, achacó el retraso en la reanudación de las actividades de bombeo de gas a un problema técnico en el gasoducto Nord Stream 1. Según Gazprom, la causa es una fuga de aceite encontrada en una turbina durante las labores de mantenimiento de una unidad compresora, la única que estaba aún en funcionamiento. Gazprom no ha puesto fecha para la reanudación de la actividad .
En los tres días previos, la gasística rusa paró el gasoducto para esas tareas de mantenimiento, con el compromiso de reanudar el suministro a Europa en la madrugada de viernes a sábado a las 04.00 hora de Moscú (01.00 GMT). El compromiso era que el gasoducto volvera a su actividad en los niveles previos, es decir al 20% de su capacidad o 33 millones de metros cúbicos diarios, algo que no ha hecho alegando que la fuga de aceite no garantiza la explotación segura.

¿Cómo afecta el corte a los países europeos?

Alemania es uno de los países más dependientes del gas ruso. El regulador de la red alemana (Bundesnetzagentur) dijo este sábado, después del cierre del gas, que el suministro de gas en Alemania "está actualmente garantizado", pero reconoció la situación es tensa y que no se descarta un deterioro de las perspectivas si el corte de los flujos por el Nord Stream 1 se prolonga.
Por su lado, la Unión Europea espera que Rusia que "respete" los contratos energéticos, pero asegura que está preparada para afrontar la situación si no lo hace, según dijo este sábado el Comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. "Esperamos que [Rusia] respete los contratos que tiene", señaló. "Pero incluso si la militarización de la energía continúa o aumenta, la la UE está preparada para reaccionar", aseguró a la entrada de la conferencia empresarial del Foro Ambrosetti en el norte de Italia.

El presidente del Consejo Europeo, Michel, señaló que el uso del gas "como arma" por parte de Rusia no cambiará "la determinación de la Unión Europea", la cual "acelerará su camino hacia la independencia energética". "Lamentablemente, el movimiento de Gazprom no es una sorpresa. El uso del gas como arma no cambiará la determinación de la UE. Aceleraremos nuestro camino hacia la independencia energética", escribió Michel en su perfil de la red social Twitter. Añadió que el deber del club comunitario es "proteger a sus ciudadanos y apoyar la libertad de Ucrania".

¿Afecta al consumo de gas en Europa?

De momento no. Con vistas al invierno, sí puede afectar a los planes de la Unión Europea de llenar los depósitos para ahorrar y hacer frente así posibles nuevas perturbaciones en el suministro de gas procedente de Rusia.
En Alemania, uno de los países más dependientes del gas ruso, el nivel de los depósitos de almacenamiento de gas están ahora al 84,3%, es decir, que el objetivo de llenado del 85 % para el 1 de octubre debería poderse alcanzar ya en los primeros días de septiembre, dijo a Efe un portavoz del ministerio de Economía. "También estamos avanzando en el suministro por vías distintas a los gasoductos rusos y en las nuevas capacidades de desembarco de gas licuado", agregó.

El comisario europeo de Economía, Gentiloni, aseguró este sábado que la Unión Europea "está preparada" para la interrupción del gas ruso, si bien espera que Rusia respete sus contratos. "Incluso si el uso de la energía como un arma continúa o aumenta la UE está lista para reaccionar", aseguró. El comisario destacó el gran compromiso de la Comisión Europea para hacer frente a la emergencia energética, trabajando "para hacer obligatorios los niveles de almacenamiento, que ya superan el 80% en Europa y con la recomendación de reducir el uso de energía en un 15%".

Además, Gentiloni consideró "significativo que el presidente de la Comisión y el G7 hayan tomado en paralelo decisiones políticas que ahora se implementarán de manera legislativa y operativa para un precio tope del gas y para un precio tope del petróleo". "El objetivo es obviamente continuar con una estrategia de una Europa unida que trabaje contra la invasión de Ucrania usando el arma económica", agregó.

Por su parte, Gazprom alega que la eliminación completa de las fugas de aceite en las turbinas "solo es posible" en un taller especializado en referencia al suministrador alemán Siemens y que no hay ninguno disponible. En un comunicado este sábado, Gazprom dijo que Siemens Energy colaborando para arreglar los equipos rotos del gasoducto, en virtud de un contrato entre ambas empresas. Sin emabrgo, según Gazprom, no hay disponible instalaciones adecuadas para hacerlo. La empresa alemana ha señalado por el contrario que no ha recibido el encargo de realizar la reparación del gasoducto Nord Stream 1, pero aseguró que está disponible para hacerlo.

Poco antes, Siemens Energy aseguró que no hay motivos técnicos para detener la actividad del gasoducto, pues normalmente este tipo de fugas no afectan a la operatividad de una turbina y pueden ser selladas in situ como parte de un proceso rutinario. "Ya hemos señalado en varias ocasiones que hay suficientes turbinas adicionales disponibles en la estación de compresión de Portovaya (donde se detectó la fuga) para que Nord Stream 1 funcione", dijo a Reuters un portavoz de de la empresa.

Para calmar los ánimos. Gazprom dijo el sábado que enviaría 42,7 millones de metros cúbicos (mcm) de gas natural a Europa a través de Ucrania, horas después de anunciar que la actividad de Nord Stream 1 no se reanudarían como estaba previsto. Los flujos a través del punto de entrada de Sudzha aumentaron ligeramente en comparación con los 41,3 mcm que Gazprom envió el viernes, pero no lo suficiente como para compensar la falta de gas que se esperaba bombear a través del Nord Stream 1.

Ucrania asegura que Rusia prepara un "golpe decisivo" en su ofensiva energética

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha advertido de que Rusia está preparando un "golpe decisivo" en la ofensiva energética en la que ha suspendido sus envíos de gas a través del gasoducto Nord Stream 1. "Rusia estos días intenta incrementar aún más la presión energética sobre Europa. El envío de gas a través del Nord Stream 1 se ha paralizado completamente", ha apuntado Zelenski en su mensaje de vídeo diario.
"Rusia quiere destruir la vida normal de todos los europeos, en todos los países de nuestro continente" con el objetivo de debilitar e intimidar a los países europeos, ha argumentado. En lugar de carros de combate y misiles, Rusia utiliza la energía como un arma, ha aseverado, y prepara para este invierno un "golpe decisivo" en el sector energético.
Para Zelenski, solo una mayor cohesión podría combatir esta estrategia, coordinando mejor su respuesta y ayudándose más mutuamente. Además, ha argumentado, es necesario incrementar la presión sobre Rusia para reducir sus ingresos por petróleo y gas. Además, Zelenski ha condenado el "inaceptable" incidente en el que han resultado heridos varios niños durante una feria de armamento en Chernigov y ha asegurado que la negligencia se castigará.

La decisión de Rusia de reducir el suministro a Europa y poner contra las cuerdas a millones de ciudadanos de cara al invierno llega después de que el G7 acordara poner un tope al precio de petróleo ruso. Una medida que se suma al compromiso de la Comisión Europea para intervenir el mercado eléctrico y reformar su funcionamiento.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda