LOS EXPERTOS ADVIERTEN DE FUERTES DEBILIDADES

El paro baja en 42.409 personas en junio

04 de julio de 2022

• La firma de contratos indefinidos alcanza su máximo de la serie histórica en un mes con un total de 783.595 Los contratos indefinidos son el 44,3% del total en un mes tradicionalmente proclive a la contratación temporal • El número de personas inscritas desciende en 733.757 respecto a junio de 2021, un 20,3% • El paro desciende en todas las comunidades autónomas a excepción de Andalucía • Baja el número de personas registradas en ambos sexos

Compartir en:

El número de personas registradas en las Oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al finalizar el mes de junio ha descendido en 42.409 en relación con el mes anterior (-1,45%). De esta forma, el paro registrado se ha situado en 2.880.582, y se mantiene en los niveles más bajos desde octubre de 2008, inicio de la crisis financiera.

Respecto a junio de 2021, el paro ha descendido en 733.757 personas (-20,3%).

La contratación estable se consolida

El número total de contratos registrados durante el mes de junio ha sido de 1.768.988. La contratación sigue la tónica de los meses precedentes. Se han registrado 783.595 contratos de trabajo de carácter indefinido que suponen prácticamente uno de cada dos nuevos contratos (44,3%) en un mes marcado hasta ahora por la contratación temporal. Multiplica por cinco la media de contratación indefinida en este mes.
Los contratos indefinidos del mes de junio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 312.824 a tiempo completo, 178.092 a tiempo parcial y 292.679 fijos discontinuos.

El cambio de tendencia en la contratación estable es especialmente patente en sectores como la agricultura, la construcción y favorece también al colectivo de los más jóvenes.

El paro por comunidades autónomas

El paro desciende en todas las comunidades autónomas a excepción de Andalucía donde se incrementa en 6.345 personas hasta un total de 764.802.
El desempleo femenino, baja en 17.167 personas (-0,99%) en relación al mes de mayo y se sitúa en un total de 1.723.815 mujeres, la cifra más baja en junio desde 2009. El paro masculino se sitúa en 1.156.767 al descender en 25.242 hombres (-2,14%). Si lo comparamos con junio de 2021, el paro masculino cae en 334.962 (-22,45%) y el femenino baja en 398.795 (-18,79%). El desempleo de los jóvenes menores de 25 años sube ligeramente en el mes de junio en 1.289 personas (0,64%) respecto al mes anterior. El paro de 25 y más años baja en 43.698 (-1,60%).
En términos interanuales, la caída del paro de los y las jóvenes menores de 25 años es la más pronunciada.

El paro por sectores económicos

Con respecto a mayo, el paro registrado desciende en Servicios 41.017 personas (-1,99%), Industria 7.148 (-3,95%) y Construcción 4.981 (-2,15%). El desempleo aumenta en Agricultura 8.863 (6,42%) y en el colectivo Sin Empleo Anterior que se incrementa en 1.874 (0,76%).
Las personas beneficiarias existentes a final del mes de mayo eran un total de 1.675.407. Los gastos totales de mayo de 2022 ascendieron a 1.591,8 millones de euros. El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de mayo de 2022 ha sido de 973,5 euros.

La afiliación muestra que hay más de un millón de empleos que en enero de 2019


El dinamismo del empleo se mantiene en junio con un incremento de la afiliación de 76.948 personas en el último mes, lo que supone el mejor dato mensual comparado con el periodo pre-pandemia. Las cifras muestran además una aceleración en la creación de empleo respecto a los datos de los últimos meses, duplicando el crecimiento mensual promedio desde diciembre.

Con el incremento registrado en el mes de junio, la Seguridad Social alcanza los 20.102.037 afiliados de media en términos desestacionalizados. De esta forma, el primer semestre de 2022 concluye con una creación de 262.935 empleos, descontando la estacionalidad y el efecto calendario. Respecto al nivel de empleo de hace un año, el crecimiento ha sido de 837.799 ocupados. Tras haber alcanzado el nivel de afiliación previo a la pandemia, el pasado mes de septiembre, se ha incrementado el empleo en 616.000 personas más. El dato implica que hay más de un millón de empleos que a comienzo de 2019.
Además, este dinamismo del empleo está siendo compatible con una mejora de su calidad gracias a los efectos de la reforma laboral en el mercado de trabajo, con un fuerte incremento de la contratación indefinida. Este crecimiento de la afiliación ha sido generalizado por sectores y se fundamenta en el aumento del empleo en el sector privado.

Además, el aumento de afiliación ha resultado especialmente intenso en los sectores más innovadores y de mayor valor añadido, entre los que destaca Información y Comunicación (15,4%), Educación (9,1%), Actividades Sanitarias (8,4%), y Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas (8,0%). El aumento también se ha producido en todas las comunidades autónomas, que tienen en todos los casos más afiliados que en febrero de 2020.

Impacto positivo de la reforma laboral

Seis meses después de la entrada en vigor de la reforma laboral (y tres después de la aplicación de las principales novedades en materia contractual), continúan apreciándose sus efectos positivos en la mejora de la calidad del empleo. En junio, sigue acelerándose el aumento de los afiliados con contrato indefinido, que registran un incremento del 17% frente a hace un año. En el mismo sentido, vuelve a aumentar la proporción de contratos indefinidos: en mayo, el 79% de los afiliados tienen contratos indefinidos, lo que supone 9 puntos más de lo que era habitual antes de la pandemia. Incluso en los sectores con más temporalidad se observa un aumento notable de estos contratos, como en el caso de la construcción, el sector del alojamiento, comidas y bebidas y en las actividades administrativas.

Además, se aprecian efectos especialmente positivos entre los jóvenes, un colectivo con una tasa de temporalidad habitualmente alta. Entre los menores de 30 años, el porcentaje de trabajadores con contrato indefinido ha subido en 27 puntos respecto al promedio de este mes, pasando del 37% al 64%.
Por otra parte, 17.898 trabajadores están en un ERTE-ETOP, cifra que se mantiene estable. Los ERTE sectoriales aprobados para las agencias de viajes, por su parte, protegen a 2.551 trabajadores a 30 de junio.

Afiliación media

La afiliación media a la Seguridad Social ha crecido en 115.607 personas, cerrando el mes con 20.348.330 inscritos (10.812.380 hombres y 9.535.950 mujeres). Es el mayor aumento de la serie en un mes de junio, con la excepción de 2005 y 2021, condicionados por la regularización de personas migrantes y por el levantamiento del estado de alarma, respectivamente. En total, el número medio de afiliados en términos originales supera en 848.053 ocupados el nivel de hace un año. Este mes, cerca de 100.000 trabajadores autónomos han visto exoneradas en un 25% sus cuotas a la Seguridad Social. Esta medida, recogida en el Real Decreto-ley 2/2022 de 22 de febrero, contemplaba la exoneración de cuotas para los autónomos que estuvieran percibiendo una de las prestaciones puestas en marcha para paliar los efectos de la pandemia del 90% en marzo, del 75% en abril, del 50% en mayo y del 25% en junio.

FUNCAS : Afiliación a la Seguridad Social y paro registrado

El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 115.607 en junio, un incremento muy superior a lo habitual en un mes de junio, equivalente a un crecimiento de 71.000 en términos
desestacionalizados –cifras desestacionalizadas por Funcas–, más del doble del crecimiento registrado los dos meses anteriores. El incremento mensual medio del empleo en los meses de abril a junio hasido superior al observado en los meses de enero a marzo.

El aumento de la afiliación ha sido generalizado por sectores, siendo especialmente intenso en los servicios. El sector de la hostelería aumentó el número de afiliados efectivos en 16.000, tras reducir los trabajadores en ERTE a 4.672. El crecimiento del empleo a lo largo de este año se concentra en los asalariados, mientras que los no asalariados han sufrido descensos mensuales durante la mayor parte del año. Por otra parte, las cifras
de afiliación recogen un intenso trasvase de empleo desde contratos temporales hacia indefinidos.
Estos últimos desde marzo han aumentado en 1.092.000 –cifras desestacionalizadas– mientras que el número de temporales ha descendido en 880.000. El número de afiliados a la Seguridad Social en junio de 2022 ha sido superior en 830.000 al registrado
el mismo mes de 2019. Salvo en la agricultura, todos los demás sectores superan la cifra de afiliados previa a la pandemia, incluyendo hostelería y comercio.

Aumenta el desempleo registrado en términos desestacionalizados

El número de desempleados registrados descendió en 42.409 en junio, sensiblemente por debajo de los descensos habituales en un mes de junio, de modo que el resultado equivale a un incremento de
21.000 –cifras desestacionalizadas por Funcas–. El número de contratos registrados ha sido inferior en 29.000 al registrado en junio de 2021, con un incremento en los contrato sin definidos de 610.000 y un descenso en los temporales de 639.000. Entre
las modalidades de contratación indefinida, la que más creció en junio fue una vez más la de fijos discontinuos (+10,6%). El número de contratos acogidos a esta modalidad se ha multiplicado por 10,7
en el último año, y constituyen el 37% de todos los contratos indefinidos creados en junio. En cuanto a las otras fórmulas de contratación indefinida, los contratos a tiempo completo se han multiplicado por tres y los de tiempo parcial por cuatro.

El gasto en prestaciones continúa descendiendo

El gasto en prestaciones por desempleo siguió descendiendo en mayo, hasta situarse en 1.591 millones de euros, frente a 2.332 millones el mismo mes de 2021. No obstante, sigue siendo superior al gasto realizado antes de la pandemia, pese a que el número de beneficiarios es inferior. La tasa de cobertura aumentó hasta el 60,65%

Los contratos fijos-discontinuos se disparan son la mitad de las incorporaciones indefinidas


Junio ha terminado con un incremento de 76.948 empleados/as más y un total de 20.102.037 personas afiliadas, según los datos desestacionalizados ofrecidos hoy por la Seguridad Social. Supone un aumento de 837.799 ocupados (un 4,4 % en tasa interanual) con respecto al mismo mes del año anterior. Durante el primer semestre de 2022, el empleo ha mantenido buenas perspectivas, marcado por la reforma laboral y a pesar del contexto económico.

De igual forma que ha aumentado la afiliación, el paro descendió en junio en 42.409 personas con respecto al mes anterior (una reducción de un 1,5 %), según los datos del Ministerio de Trabajo. El descenso del desempleo es, sin embargo, mucho más moderado de lo que es habitual en el mes de junio, una ralentización que tiene que ver con los bajos niveles alcanzados en términos absolutos. Así, al cierre del mes, había 2.880.582 personas inscritas en el desempleo, lo que supone situarse en niveles mínimos desde octubre de 2008, cuando se inició la crisis financiera.

Un sector que ha experimentado un buen crecimiento durante el primer semestre del año ha sido el de la hostelería, marcada por la normalización del área. Junio suele ser, además, un buen mes para la contratación y las perspectivas turísticas de este verano auguran un buen 2022 para el sector, pese a las incertidumbres económicas que ha despertado la invasión rusa de Ucrania y los altos niveles de inflación.

La contratación indefinida en el primer semestre de 2022

Como llevamos tiempo apuntando desde InfoJobs, la primera mitad de 2022 ha estado marcada por la aplicación de la reforma laboral, que se divide en dos periodos. El primer trimestre del año fue una fase de adaptación laboral, en la que las empresas todavía podían suscribir contratos con el modelo antiguo.
A partir de marzo, la aplicación de la reforma laboral se completa y todas las nuevas contrataciones pasan a estar bajo el nuevo mecanismo que ha planteado el Gobierno. En esencia, la nueva ley ha reforzado el contrato indefinido (particularmente, el fijo-discontinuo) y ha restringido las causas por las que se pueden firmar contratos temporales. Además, se establecen límites estrictos en el periodo máximo de contratación que pueden permanecer los trabajadores bajo este modelo.

¿Han aumentado las contrataciones indefinidas durante estos seis meses? El incremento ha sido notorio: cada mes, en promedio, se han firmado 1,4 millones de contratos, de los cuales 409.000, de media, eran indefinidos (28% del total de contratos iniciales). Además, este incremento ha sido paulatino: en enero, el 11% de los contratos firmados eran indefinidos mientras que en junio fue el 39 %, tras estabilizarse desde abril en el umbral del 40 %.
En el primer semestre de 2022 se firmaron, en total, 2,4 millones de contratos indefinidos. Esto supone el 28 % del total de contratos iniciales firmados durante el mismo periodo. Mientras, en el primer semestre de 2021 se suscribieron 548.000 contratos indefinidos (7 % del total de contratos iniciales).

Por otro lado, las conversiones de indefinidos (contratos temporales que se renuevan y se convierten en puestos indefinidos) también muestran una tendencia al alza. En el primer semestre de 2021 se firmaron 408.000 conversiones mientras que en la primera mitad de 2022 la cifra se ha duplicado hasta las 826.000 conversiones.

Composición de la contratación indefinida

Como se ha visto, la contratación indefinida ha tenido una progresión enorme durante el primer semestre de 2022. No obstante, la composición interna ha cambiado durante todo este periodo, situándose la modalidad de fijo-discontinuo como la clara favorita para los empleadores. En enero, el 14 % de los contratos indefinidos iniciales fueron fijos-discontinuos mientras que en junio esta modalidad representó el 43 % del total de indefinidos firmados.
Es importante reseñar que la nueva legislación ha reformado intensamente esta figura laboral que en las contrataciones habituales solía ser minoritaria. De esta manera, la reforma laboral pretende que se canalicen todos aquellos trabajos “de temporada” como se ven en la hostelería o en la agricultura.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda