LA TASA 2022 SERÁ DEL 8,9% Y BAJARÁ AL 4,8% EN 2023

El INE confirma el desastre de los precios

13 de julio de 2022

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo general en el mes de junio es del 10,2%, un punto y medio por encima de la registrada el mes anterior y la más alta desde abril de 1985

Compartir en:

Los grupos que destacan por su influencia en el aumento de la tasa anual son:

• Transporte, cuya variación anual del 19,2%, más de cuatro puntos por encima de la registrada en mayo, se debe a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor este mes que el año anterior.

• Alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 12,9%, casi dos puntos superior a la del mes pasado, y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destacan en este comportamiento los incrementos de los precios de las frutas, mayor que el del año anterior, de las legumbres y hortalizas, que descendieron en junio del año pasado, y de la carne, el pan y cereales y la leche, queso y huevos, mayores este mes que en 2021.
Cabe reseñar también en este grupo, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios de los aceites y grasas, frente al aumento en junio del año anterior.

• Vivienda, que aumenta su variación un punto y medio, hasta el 19,0%, a causa de que los precios de los combustibles para calefacción y de la electricidad suben este mes más que en 2021• Hoteles, cafés y restaurantes, con una tasa del 7,2%, nueve décimas superior a la del mes anterior, causada por el incremento del precio de la restauración y de los servicios de alojamiento, mayor que el registrado en junio de 2021.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta seis décimas, hasta el 5,5%. Es la tasa más alta desde agosto de 1993 y sitúa su diferencia con la del IPC general en más de cuatro puntos y medio.

Evolución mensual de los precios de consumo

En junio la tasa de variación mensual del IPC general es del 1,9%. Los grupos con mayor repercusión mensual positiva en la tasa mensual del IPC son:

• Transporte, con una tasa del 4,9%, que repercute 0,670, y está causada por el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, de los automóviles.

• Vivienda, que presenta una variación del 3,4%, consecuencia de la subida de precios de la electricidad y, en menor medida, de los combustibles líquidos. La repercusión de este grupo en el IPC general es 0,472.

• Alimentos y bebidas no alcohólicas, que presenta una variación del 1,8%, debida a subidas de precios generalizadas en todos sus componentes. Entre los aumentos, destacan los de las frutas, la carne, el pan y cereales y la leche, queso y huevos. La repercusión de este grupo en el índice general es 0,412.

• Hoteles, cafés y restaurantes, cuya variación del 1,3%, que repercute 0,173, está causada por el incremento de los precios de la restauración y los servicios de alojamiento.

• Ocio y cultura, con una tasa del 1,2% y una repercusión de 0,075, debidas al aumento de los precios de los paquetes turísticos. Por su parte, entre los grupos con repercusión mensual negativa destaca:

• Vestido y calzado, con una tasa del –0,6% y una repercusión de –0,034, debido a las bajadas de precios de la campaña de rebajas de verano.

Resultados por comunidades autónomas. Tasas de variación anual

La tasa anual del IPC aumenta en junio respecto a mayo en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se producen en Castilla-La Mancha, con una subida de 2,1 puntos, y en Región de Murcia, Comunidad de Navarra, Castilla y León y Aragón, con aumentos de 1,7 puntos en todas ellas. Por su parte, las menores subidas, de 1,2 puntos, se producen en Cantabria, Extremadura, Comunidad de Madrid y Canarias.


Funcas en julio y agosto la inflación estará por encima del 10%

La tasa interanual de inflación subió 1,5 puntos en junio, hasta el 10,2%, tras un incremento mensual del IPC del 1,9%. La tasa de inflación subyacente aumentó hasta el 5,5%. Dentro de esta, la inflación correspondiente a los alimentos elaborados ascendió un punto, hasta el 11%, mientras que, entre los componentes más volátiles, los alimentos no elaborados elevaron su inflación desde el 10,1% hasta el 13,6%.

La inflación energética se disparó desde el 34,2% hasta el 40,8%. Para Fernández, economista senior de Funcas, “no se observan, por el momento, señales de ralentización en el ritmo de encarecimiento de la cesta de la compra”. El número de subclases con una tasa de inflación superior al 4% ha aumentado hasta 119, el 60% del total de subclases, frente al 56% el mes anterior y al 9% antes de que comenzara el proceso inflacionista actual. Funcas ha ajustado las previsiones -sujetas a un grado de incertidumbre muy superior al habitual- para incorporar los últimos resultados, superiores a lo esperado, así como una hipótesis para el precio del petróleo de 110 euros. En el escenario central, la tasa de inflación se mantendrá por encima del 10% en julio y agosto. En los meses posteriores bajará hasta situarse en torno al 8% en diciembre. La tasa media anual será del 8,9%. Para el próximo año se espera una tasa media anual del 4,8%, con un 3,5% en diciembre. La tasa subyacente se mantendrá en torno al 6% el resto de este año y descenderá hasta el 2,7% en diciembre de 2023.

 
La inflación en EEUU escala hasta el 9,1%, récord desde 1981

El IPC (índice de precios al consumidor) se situó en el mes de junio en el 9,1%, lo que supone un nuevo máximo en más de 40 años tras superar el dato registrado en mayo (8,6%). Además, supera las expectativas del mercado, que se ha quedado por debajo, pese a prever una nueva subida - anticipaba un 8,8%-.

Según informó este jueves la Oficina de Estadísticas Laborales, el ritmo de crecimiento de los precios subió cinco décimas respecto a la tasa interanual de mayo. Respecto al mes anterior, los precios crecieron un 1,3%, después de aumentar 1% en abril. El dato publicado este miércoles es clave para los inversores y determinará en gran medida el comportamiento de los mercados de divisas, de bonos y de renta variable occidentales. Juan J. Fdez-Figares, analista de Link Securities, pone en el foco la inflación subyacente, que deja fuera el crecimiento de los precios energéticos y de los alimentos no procesados, y que sí muestra cierta moderación. Desde Link Securities anticipaban que una ralentización sería bien recibida por los inversores, más aun teniendo en cuenta la reciente caída de los precios de muchas materias primas, entre ellas del precio del petróleo, lo que debe reflejarse de forma positiva en el comportamiento del índice general en el mes de julio.

No obstante, los futuros de los índices de Wall Street, que anticipaban una apertura alcista, se han dado la vuelta y ya cotizan en rojo tras conocer el nuevo récord de inflación en EEUU. Este mes, se vuelve a reunir la Reserva Federal (Fed). Está previsto una nueva subida de tipos de 75 puntos básicos y la continuidad de la escalada de precios complica la moderación en su política monetaria.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda