Las hipotecas siguen creciendo a dos dígitos

28 de marzo de 2022

El número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad es de 36.185, un 29,4% más en tasa anual. El importe medio de dichas hipotecas aumenta un 9,5% y se sitúa en 141.427 euros

Compartir en:

En concreto, el importe medio de las hipotecas sobre el total de fincas inscritas en los registros de la propiedad en enero (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) es de 152.547 euros, un 7,5% superior al del mismo mes de 2021. El valor de las hipotecas constituidas sobre fincas urbanas alcanza los 7.026,8 millones de euros, un 36,9% más que en enero de 2021. En viviendas, el capital prestado se sitúa en 5.117,5 millones, con un incremento anual del 41,7%. Para las hipotecas constituidas sobre el total de fincas en enero, el tipo de interés medio al inicio es del 2,59% y el plazo medio de 23 años. El 30,8% de las hipotecas son a tipo de interés variable y el 69,2% a tipo fijo.
El tipo de interés medio al inicio es del 2,25% para las hipotecas a tipo variable y del 2,80% para las de tipo fijo. En las hipotecas constituidas sobre viviendas, el tipo de interés medio es del 2,54% y el plazo medio de 24 años. El 29,6% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 70,4% a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio es del 2,21% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,69% para las de tipo fijo. De las 14.695 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 23,0% se deben a modificaciones en los tipos de interés.

Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumenta del 20,2% al 45,2%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 79,0% al 52,1%. El Euribor es el tipo al que se referencia el mayor porcentaje de hipotecas a tipo variable, tanto antes del cambio (71,2%), como después (48,4%). Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo disminuye 0,6 puntos y el de las hipotecas a tipo variable baja 0,2 puntos.

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en enero son Andalucía (7.644), Comunidad de Madrid (6.063) y Cataluña (5.833).Las comunidades en las que se presta más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas son Comunidad de Madrid (1.268,7 millones de euros), Andalucía (976,6 millones) y Cataluña (953,5 millones). Las comunidades con mayores tasas de variación anuales en el capital prestado son La Rioja (75,3%), Illes Balears (71,4%) y Principado de Asturias (63,8%). Las comunidades con mayores tasas de variación anual en el número de hipotecas sobre viviendas son Principado de Asturias (51,7%), La Rioja (51,3%) y Comunitat Valenciana (42,6%).Por su parte, la única comunidad con tasa de variación anual negativa es Comunidad Foral de Navarra (–26,7%).


Para Font de pisos.com, “el 2021 fue el año con mayor cifra de hipotecas concedidas desde el 2010 y, según las cifras del INE del pasado mes de enero, el 2022 empieza con la misma fuerza”. “Los más de 36.000 créditos concedidos lo sitúan como el segundo mejor arranque de año de la última década, únicamente superado por el del 2020. Como consecuencia se acumulan 12 meses consecutivos por encima de las 30.000 hipotecas. La comparación respecto al año pasado sigue situándose en valores muy elevados, muy cerca del 30%. Por otro lado, si esa comparación la hacemos respecto a antes de la pandemia, con una caída del -8%, el valor es negativo por primera vez desde hace un año”.


En su opinión, “el aumento se produce en todas las comunidades y únicamente en Navarra, donde se registra un descenso del -26%, se conceden menos hipotecas para la adquisición de una vivienda que el año pasado. Los territorios que lideran esta estadística son Andalucía, Madrid y Cataluña, que crecen un 37%, 32% y 22%, respectivamente. El territorio que se sitúa a la cola sigue siendo La Rioja. Respecto a la situación prepandemia la heterogeneidad es la tónica dominante y destacan las caídas de prácticamente el -50% en Baleares y Navarra”. “Los tipos de interés siguen ofreciendo condiciones muy ventajosas para la contratación de hipotecas y a principios de año varía muy poco respecto al mes anterior, asentándose en el 2,54%. El tipo de interés fijo sigue marcando la pauta y ya se sitúa por encima del 70% de los créditos concedidos para la compra de una vivienda”.

El director de Estudios de pisos.com resume así el momento que vive el mercado de hipotecas español: “con estos datos se inicia el 2021 confirmando que la recuperación del Covid es una realidad. La evolución a partir de ahora no dependerá de los condicionantes ya conocidos como la Ley de la Vivienda, sino especialmente de las consecuencias de la situación geopolítica que posiblemente provocarán un cambio de rumbo en la política de tipos del BCE durante este año, lo que significará cuotas hipotecarias más caras”.

Otros expertos señalan que conflicto bélico entre Rusia y Ucrania se extiende una semana más, y junto a él, la incertidumbre en los mercados internacionales. Ante este clima económico marcado por la creciente inflación, la capacidad económica de los ciudadanos se resiente, provocando un peligroso “efecto dominó” en el sector inmobiliario español.
“La demanda de compraventa de inmuebles depende directamente de la renta disponible de los consumidores, que a su vez depende del paro y la economía. En estos momentos, el conflicto no hace sino agravar el encaramiento de los carburantes y la inflación, que ya ha llegado hasta un preocupante 7%. Toda esta situación se traduce en un menor poder adquisitivo tanto en las familias, para realizar compraventas, como en los inversores, ya que los costes de construcción se han incrementado ya más de un 10% respecto a datos preconflicto de los últimos meses. Ahora, más que nunca, el efecto dominó es alarmante”.

Para la experta, la invasión de Ucrania por parte de Rusia tiene efectos “en muchos niveles” sobre el ‘Real Estate’ español. Si bien es cierto que el peso del inversor ruso era cada vez menor, “pasando del 7% a casi nulo 2% tras la Crisis de Crimea en 2014 y haberse recuperado hasta un 2% recientemente”, que la economía nacional atraviese tantas dificultades, con la elevada inflación y datos de deuda “históricos”, se traduce en un estancamiento del sector inmobiliario.

Crece el alquiler, cae la compraventa

“Poco a poco vamos a presenciar como la inversión se va a derivar hacia otras tendencias, pues en momentos como el actual es más seguro llevar a cabo una inversión en alquiler que la promoción en sí por el efecto inflacionista”, revela Parellada.

En este sentido, la CEO de Inmoself asegura que, a corto y medio plazo, “el descenso del nivel de precios en la compra será una realidad”, pues la reducción en el poder adquisitivo de los españoles no a permitir que la demanda asuma los precios actuales.

“En lo que respecta al alquiler, todo dependerá del marco legislativo, pero en líneas generales tirará al alza. En Cataluña, por ejemplo, está pendiente de implementarse todavía la limitación de precios de alquiler, por lo que volverá a tener más relevancia”, añade.

Por todo esto, y de cara a evitar unas consecuencias todavía más graves en el futuro, la experta recuerda la importancia de que el Gobierno y las administraciones tomen las medidas necesarias para comenzar una complicada recuperación: “estamos en un momento de bastante revuelo que va a afectar negativamente a la demanda como no se haga nada por corregir la inflación y los precios de la energía”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda