El teletrabajo se frena y desciende

11 de abril de 2022

Ya van tres trimestres consecutivos en que el número de teletrabajadores se reduce en la comparación interanual. En el cuarto trimestre del pasado año se han contado 2,74 millones de personas que trabajan al menos ocasionalmente desde su hogar, cifra que es un 4% más baja que la de un año antes.

Compartir en:

La proporción de teletrabajadores en el total de ocupados, tomando como referencia la media móvil de cuatro trimestres, ha descendido una décima en la comparación interanual, hasta el 14,4%. Es decir, actualmente el 14,4% de los ocupados españoles trabaja, al menos ocasionalmente, desde su residencia habitual. Es el dato más bajo de los últimos cinco trimestres.
Once comunidades autónomas muestran una reducción interanual del número de teletrabajadores en activo en el cuarto trimestre del año pasado.

En ocho de ellas, también se acumulan tres trimestres consecutivos con reducciones en dicho colectivo. Asturias (-21,2% interanual), Baleares (-19,4%) y Cantabria (-18,6%) muestran los recortes más pronunciados. Sin embargo, también hay ejemplos de incrementos significativos en la cantidad de personas trabajando al menos ocasionalmente desde su hogar. Son los casos del País Vasco (+25,9%), la Comunidad Valenciana (+24,7%) y, en menor medida, de Aragón (+12,8%) y Galicia (+10,8%). En todo caso, cuando observamos la evolución de la media móvil de cuatro trimestres, ni siquiera esos incrementos han logrado evitar que 15 autonomías presenten una reducción interanual en su proporción de teletrabajadores.

Madrid es la región con mayor porcentaje de teletrabajadores, un 24,3%
La Comunidad de Madrid permanece como la región con mayor desarrollo del teletrabajo. Un 24,3% de sus ocupados dice trabajar al menos de manera ocasional desde su hogar, proporción que resulta, además, 2 puntos porcentuales mayor que la de hace un año. Le sigue Cataluña, con un 17% de teletrabajadores (-0,2 p.p.).
Ambas son las únicas regiones que superan la media nacional. Un 46% de todas las personas que teletrabajan en España están en la Comunidad de Madrid y Cataluña.
Asturias (13,3%; -2,2 p.p.) y Galicia (13,1%; -0,2 p.p.), son las siguientes comunidades con mayor implantación del teletrabajo.

Solo hay dos regiones en donde el teletrabajo alcanza a menos del 9% de los ocupados. Son Cantabria (8,5%, con un descenso interanual de 2,6 p.p.) y Navarra (8,6%; -1,7 p.p.).

El descenso de los últimos trimestres no debe hacer perder de vista que el teletrabajo está muchísimo más desarrollado ahora que hace poco tiempo atrás. El 14,4% de teletrabajadores que hay ahora en el conjunto de España, aunque supone un retroceso con relación al 16,2% que se alcanzó en el primer trimestre de 2021, supera ampliamente, por ejemplo, al 8,3% que había al final de 2019 y al 6,4% que se registró al final de 2016. En el mismo sentido, al final de 2019 solo había dos autonomías con más de un 10% de teletrabajadores: Asturias y Baleares, ambas con un 10,9%. Hoy, pese al repliegue de los últimos trimestres, son once las comunidades que superan esa marca.

Tras una recuperación en los dos trimestres intermedios de 2021, en el último trimestre del año el empleo a tiempo parcial ha retomado la senda descendente que comenzó a principios de 2020. En los últimos doce meses se han perdido 61.100 empleos de este tipo. Al mismo tiempo, se han creado 901.700 puestos de tiempo completo. Así, la media móvil de cuatro trimestres de la proporción de ocupados a tiempo parcial en el total de ocupados ha bajado dos décimas, hasta el 13,9%, que es el dato más bajo desde junio de 2012, cuando llegó al 13,8%.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda