El Parlamento Europeo insta al BCE a no subir los tipos antes de tiempo

16 de febrero de 2022

El Parlamento Europeo ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que no suba los tipos de interés ni recorte las compras de activos antes de tiempo dado que esto podría poner en peligro la recuperación. Así lo han votado los diputados en una resolución que ha salido adelante este miércoles.

Compartir en:

El texto al que se le ha dado 'luz verde' recoge que las compras de activos dentro del programa de emergencias pandémico (PEPP) continúan a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros y que el BCE las mantendrá el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés oficiales, finalizando antes de que estos comiencen a subir.
Asimismo, destaca que el programa de compras de activos (APP) seguirá durante un tiempo prolongado más allá de la fecha en la que se comiencen a subir los tipos y el tiempo que sea necesario para mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de acomodación monetaria.

Por todo ello, los eurodiputados han defendido que el BCE debe seguir esta línea dado que una retirada prematura de las compras de activos y una subida de tipos de interés antes de tiempo puede poner en peligro la recuperación económica tras las pandemia.

Sobre la inflación, los representantes han invitado al organismo a revisar sus objetivos, dado que la orientación a medio plazo de la estrategia de la política monetaria permite inevitables desviaciones a corto plazo. De hecho, en el escrito se recoge la preocupación de los eurodiputados a este respecto.

Asimismo, se invita al BCE a examinar instrumentos alternativos de la política monetaria para fomentar inversiones públicas y privadas.
Esta resolución se ha aprobado en el marco de la presentación del informe anual del BCE, un acto que se realiza en el Parlamento Europeo y en el que Christine Lagarde, presidenta del organismo, explicó este martes que cualquier ajuste de la política económica del organismo sería "gradual".

En su discurso, Lagarde apuntó que la política monetaria de Bruselas "depende siempre de los datos", por lo que el BCE permanecerá "atento a los que lleguen" antes de evaluar "cuidadosamente las implicaciones para las perspectivas de inflación a medio plazo".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda