1,49 BILLONES DE EUROS

España alcanza el máximo histórico de deuda pública

20 de septiembre de 2022

El Banco de España ha publicado este martes el último dato de la deuda pública de las administraciones públicas de julio, que se sitúa en 1,487 billones de euros, el dato más alto de la historia. El incremento se debe al alza del endeudamiento del Estado y ayuntamientos, mientras que baja en las comunidades autónomas. La administración central copó cerca del 88% de la deuda pública, valorada en 1,307 billones de euros, 82.864 millones de euros más que en julio del pasado año.

Compartir en:

Las administraciones locales también han repuntado su gasto en un 1,1% desde junio de 2022 hasta los 23.100 millones de euros, un 2,8% más que en julio del año pasado. Por otro lado, las Comunidades Autónomas han reducido su endeudamiento en un 0,7% respecto a junio, aunque el valor de la deuda aumentó en un 1% interanual. El déficit de la Seguridad Social ronda los 99.184 millones de euros, un millón menos que en junio, por lo que la variación es prácticamente inexistente, aunque en tasas interanuales un 8%, aumentando en 7.330 millones de euros la deuda.


El incremento se debe al alza del endeudamiento del Estado y ayuntamientos, mientras que baja en las comunidades, según el informe sobre 'La deuda de las Administraciones Públicas' del Banco de España. Así, la deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en julio los 1,486 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 0,8% en tasa mensual, por lo que encadena tres meses consecutivos al alza, según los datos publicados este martes por el Banco de España. En el último año, la deuda pública ha crecido un 5%, con 70.805 millones de euros más, como consecuencia de los menores ingresos y los mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y más recientemente por la guerra en Ucrania. El aumento de la deuda en julio se debe principalmente al crecimiento del endeudamiento del Estado, que ha tenido que asumir un esfuerzo extra de gasto debido al impacto de la crisis, así como el de las corporaciones locales. Por el contrario, las comunidades autónomas y las Administraciones de la Seguridad Social vieron reducir ligeramente su endeudamiento durante el mes de julio.

Baja la deuda de comunidades y seguridad social

Concretamente, la deuda del Estado se situó en julio en 1,307 billones de euros, 12.929 millones más que en junio (+1%), mientras que en tasa interanual repunta un 6,8%.
Las corporaciones locales también incrementaron su deuda en julio, un 1,1% respecto al mes de junio, hasta los 23.100 millones de euros, mientras que en tasa interanual el ascenso es del 2,8%.
Por su parte, las comunidades autónomas redujeron su deuda en julio un 0,7% respecto al mes anterior, hasta los 314.321 millones de euros, pero la elevaron un 1% frente a julio de 2021.

Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social se mantuvo estable en el séptimo mes del año, hasta los 99.184 millones de euros, sólo un millón menos que en junio. No obstante, en términos interanuales, es decir, respecto a julio de 2021, la deuda de la Seguridad Social se ha disparado un 8%, debido a los préstamos concedidos por el Estado para financiar su déficit presupuestario.

La subida de tipos una carga insalvable para mucha empresas

El Banco de España en su informe "Una aproximación al posible impacto del aumento de los tipos de interés sobre la situación de las empresas" considera que la subida de tipos supondrá una carga financiera superior, de entre el 1,9 y el 5,6%, teniendo en cuenta el porcentaje de deuda y créditos que se refinancien a corto plazo

Una subida de los tipos de interés de entre 200 y 300 puntos básicos aumentaría, en el corto plazo, la carga financiera de las empresas entre el 1,9% y el 5,6%, según el porcentaje de deuda y créditos que se refinancien a corto plazo. En concreto, si no se considera la refinanciación de las deudas y de los créditos a corto plazo, ese aumento se situaría entre los 1,9 y los 2,6 puntos porcentuales. En cambio, si se asume una refinanciación total de esas partidas, el incremento de la carga financiera se situaría entre los 4,1 y los 5,6 puntos.

Así se desprende del informe publicado este martes por el Banco de España bajo el título ‘Una aproximación al posible impacto del aumento de los tipos de interés sobre la situación financiera de las empresas’. Bajo el supuesto de que los tipos de interés de mercado llegaran a aumentar en 400 puntos básicos (un 4%), el incremento de la ratio de la carga financiera sería de 3 puntos sin refinanciación y de 7,1 puntos porcentuales con refinanciación total. En el estudio se señala que, como consecuencia de estos desarrollos, el peso de la deuda corporativa en manos de las empresas con presión financiera elevada podría incrementarse de forma apreciable.

Y es que las fuertes presiones inflacionistas que se vienen produciendo en los últimos trimestres en la Unión Económica y Monetaria (UEM) han provocado una aceleración en el proceso de normalización de la política monetaria, lo que se ha traducido en un repunte muy acusado de los tipos de interés de referencia en los mercados financieros. Así, por ejemplo, el euríbor a 12 meses ha aumentado en 258 puntos básicos entre el 31 de diciembre de 2021 y el 12 de septiembre pasado, hasta situarse en el 2,08%. Por su parte, en el mismo período, el tipo OIS a diez años se ha incrementado en 208 puntos básicos.

Según el banco emisor, estas subidas de los tipos de interés se trasladarán progresivamente al coste medio de la deuda de las empresas, pero también a la remuneración media de algunos de sus activos financieros –como los depósitos y los créditos concedidos–, aumentando, de esta forma, tanto sus gastos como sus ingresos financieros.

Las importaciones energéticas multiplican el déficit comercial

El déficit comercial alcanzó los 38.523,9 millones de euros entre enero y julio de este año, según los datos del Ministerio de Industria. Este resultado es consecuencia de un alza del 40,2% de las importaciones, impulsadas por los productos energéticos, hasta alcanzar el máximo histórico de 261.485 millones de euros; mientras que las exportaciones repuntaron un 24,2%, hasta los 222.961 millones de euros, también récord para este periodo.


La secretaria de Estado de Comercio, ha destacado, en un comunicado, que a pesar de la «compleja coyuntura internacional», el comercio exterior español sigue en un momento de «dinamismo», con un crecimiento de las exportaciones que es superior a otras economías del entorno.«Esto muestra la competitividad y la capacidad de respuesta de las empresas españolas ante el escenario voluble de los mercados internacionales», ha subrayado, tras indicar que las importaciones crecen más rápido, impulsadas por la demanda interna y por la compra de productos energéticos.
El superávit comercial del automóvil se desploma un 60% en julio
Cabe destacar que la industria española de automoción –fabricantes de automóviles, motocicletas y componentes– contabilizó un superávit comercial de 378,7 millones de euros en julio, un 59,9% de retroceso si se compara con los 945,4 millones del mismo mes de 2021, según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El fuerte retroceso en la balanza comercial del sector es consecuencia, principalmente, de la pronunciada subida de las importaciones, que se impulsaron un 19,3% en julio, hasta 2.821 millones de euros. Las exportaciones, por su parte, se situaron en 3.200 millones de euros durante el séptimo mes del ejercicio actual, lo que se traduce en una disminución del 3,4% en la comparativa con el mismo mes del año previo. La industria de fabricación de motocicletas y automóviles registró un superávit comercial de 942,7 millones de euros en julio, lo que representa una reducción interanual del 39%, mientras que la industria auxiliar se anotó un déficit comercial de 564 millones de euros, un 28,7% de incremento.
En los siete primeros meses de 2022, el sector alcanzó un superávit de 3.476 millones de euros, un 31,1% de retroceso, como consecuencia de la subida del 7,6% de las importaciones (21.415 millones) y de la caída del 0,2% de las exportaciones (24.891 millones).

Entre enero y julio, los fabricantes de automóviles y motocicletas contabilizaron un superávit comercial de 7.855 millones de euros, un 16,5% de incremento, al tiempo que el déficit de la industria de componentes alcanzó 4.379 millones de euros, un 0,3% de progresión.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda