Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales aumentan un 22,7%

04 de diciembre de 2021

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales aumentó un 22,7% en el tercer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2020, hasta situarse en 2.266, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística.

Compartir en:

Es el quinto trimestre consecutivo en el que se incrementan las ejecuciones hipotecarias en tasa interanual. No obstante, en valores trimestrales, es decir, en comparación con el segundo trimestre, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales descendieron un 30,1%. El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.
En el tercer trimestre del año se iniciaron 6.507 ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas, un 33,3% menos que en el trimestre anterior y un 23,9% por debajo del dato del tercer trimestre de 2020. De ellas, 6.100 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 407 a fincas rústicas.
Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas bajaron un 34% en relación al trimestre anterior y un 25% respecto al tercer trimestre de 2020.
Dentro de las fincas urbanas, 4.035 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 31,5% menos en tasa intertrimestral y un 14,8% por debajo del dato del tercer trimestre de 2020. De ellas 2.834 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 30,7% menos que en el trimestre anterior, pero un 20,7% más que en el tercer trimestre de 2020.

Desde el portal inmobiliario pisos.com, su director de Estudios, Font, considera que “las cifras de ejecuciones hipotecarias del INE que corresponden al tercer trimestre de este año siguen confirmando que, poco a poco, todas las estadísticas van volviendo a la normalidad”. “El 31% de caída respecto al trimestre anterior sitúa las cifras justo por encima de las 4.000 ejecuciones trimestrales, ubicando este año claramente por debajo del 2019 y del 2020. En cambio, las ejecuciones sobre vivienda habitual siguen mostrándose más elevadas y hay que remontarse al 2016 para encontrar un año con un tercer trimestre con cifras que superen las 2266 de este año”, añade el experto.

“Las hipotecas concedidas en el periodo 2005-2008 sigue concentrando una parte importantísima en esta realidad, y por segunda vez desde el inicio de esta serie, representan menos de la mitad, concretamente un 45,9%. La Comunitat Valenciana, Andalucía, y Cataluña siguen liderando esta estadística aunque en los tres casos se sitúan por debajo de 1.000 ejecuciones trimestrales después de un año de no hacerlo, y entre las tres comunidades suman en 58% del total. Por otro lado Navarra sigua situada en la cola con 19 ejecuciones”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda