BdE: la inversión pública, aunque disminuye, genera inversión privada

25 de mayo de 2022

El análisis La respuesta de la inversión privada a un incremento de la inversión pública, elaborado por Alloza, Leiva-León y Urtasun, de la Dirección General de Economía y Estadística del Banco de España, parte de una evidencia: desde la crisis de 2008, el peso de la inversión pública en el PIB ha disminuido significativamentetanto en España como en otros países del área del euro.

Compartir en:

Esta tendencia se ha detenido debido a que, como respuesta a la crisis sanitaria, se ha impulsado este componente del gasto. La inversión pública en España se verá potenciada, además, por los fondos europeos recibidos en el marco del plan Next Generation EU.
El efecto de la inversión pública sobre la actividad económica dependerá, entre otros factores, de su efecto sobre la inversión privada. Los resultados del análisis del Banco de España sugieren que, en término medio, incrementos en la inversión pública en España tienden a generar un efecto positivo sobre la privada.

En particular, un incremento de un 1% en la inversión pública está asociado a un incremento de la misma magnitud en la privada en el corto plazo. «Este resultado resaltaría el peso que puede tener el NGEU en la evolución económica en los próximos años», advierten los expertos del Banco de España.«Por este motivo, es importante realizar una rigurosa selección de los proyectos que forman parte de este programa, de manera que se alineen con los objetivos de trasformación estructural de la economía española en el medio y largo plazo», recalcan.

La conclusión de este análisis del Banco de España es similar a otros estudios. En EEUU se estima que un incremento de un dólar en la inversión pública relacionada con la transición ecológica incrementa la partida total (la suma de pública y privada) en más de 38 dólares en el corto plazo. Y el Global Competitiveness Report, elaborado por el World Economic Forum, destaca que, en países con un alto grado de eficiencia, «un shock de inversión pública aumentaría la tasa de inversión privada sobre el
PIB en torno a 1 punto porcentual más al cabo de cuatro años».

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda