El sector textil muy lejos de recuperarse

19 de mayo de 2022

El sector textil ha dejado atrás el que apunta a ser el peor año desde la llegada de la pandemia por coronavirus tras facturar un 16,17% menos en 2021 en comparación con un año antes, hasta 8.902 millones de euros, con una pérdida añadida de empleo y cierre de puntos de venta, ha comunicado este jueves la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex).

Compartir en:

Un año que "ha sido muy duro a pesar de que se esperaba un auge del consumo y, al final, ha sido peor que el anterior" asegura el presidente de la patronal, Zamacóla. En este sentido, ha destacado los datos del sector de los últimos dos años, con una caída de ventas del 57 % en 2021 y 2020 con respecto a las cifras de prepandemia. Además, en el último año el sector asistió al cierre de 2.429 puntos de venta para un total de 44.672 tiendas (2019 cerró con 61.891 tiendas) y la pérdida de 8.586 puestos de trabajo.
El informe anual presentado por Acotex refleja asimismo un descenso del gasto familiar (2,5 personas) en las tiendas de ropa y complementos, con un desembolso medio de 786 euros por familia, lo que supone 117 euros menos que el año anterior. En 2019 la cifra media fue de 1.256 euros. Por formatos comerciales, las cadenas especializadas concentraron el 38,1 % de las compras en 2021, seguidas por los hipermercados (28 %), los "outlets" (15,1 %) y los grandes almacenes (8,9 %). En cuanto al canal electrónico, sus ventas representaron el 15,5 % de la facturación total en 2021.

Con respecto a las previsiones para lo que resta de año, Zamácola ha subrayado los datos positivos de las ventas en el primer cuatrimestre, con incrementos a doble dígito cada mes, si bien ha admitido que el indicador parte de una comparativa muy baja con respecto a 2021 y "muy lejos aún" de los datos de prepandemia. "Este año", ha dicho, "vemos semanas muy desiguales, de gran afluencia de consumidores en unas y, en otras, de repente más vacías". Pese a que el presidente de la patronal ha reconocido la complejidad de predecir qué ocurrirá a cierre de ejercicio, ha apuntado que confían en un crecimiento del sector a doble dígito. Esta valoración la ha supeditado al desenlace de las noticias externas y datos macro, al aumento de los costes en logística y de las materias primas, de la relocalización de la producciones y el desarrollo de la guerra en Ucrania. Zamácola ha concluido que "será razonable" un incremento de los costes de venta al público a lo largo de 2022.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda