DATOS DEL INE

La compraventa de viviendas crece un 23,1%

05 de agosto de 2022

La compraventa de viviendas en España aumentó un 23,1% en el primer semestre de 2022 si se compara con el mismo periodo de 2021, con avances del 26,2% en el caso de las casas de segunda mano y del 11% en las viviendas nuevas, según los datos que ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística.

Compartir en:

Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes fueron la Comunidad valenciana (222), Andalucía (185) y Región de Murcia (184). Asimismo, las regiones que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en junio fueron Canarias (+42,5%), Principado de Asturias (+38,3%) y Cantabria (+37,3%). La única comunidad con tasa de variación negativa fue la Comunidad de Madrid (-6,3%).
Solo en el mes de junio se compraron y vendieron 58.010 inmuebles, una cifra que supone un descenso del 3,4% con respecto a mayo, pero un aumento del 18,8% si se compara con el mismo periodo del año anterior. Con el avance interanual de junio, la compraventa de viviendas encadena 16 meses consecutivos de tasas positivas.
Del total de viviendas que se vendieron en junio, más de siete de cada diez operaciones se cerraron entre particulares.

El repunte interanual de las compraventas de viviendas en junio fue consecuencia tanto del incremento de las operaciones sobre viviendas nuevas, que crecieron un 7,1%, hasta las 9.822 operaciones, como del aumento de la compraventa de pisos usados en un 21,5%, hasta sumar 48.188 transacciones. El 92,6% de las viviendas transmitidas por compraventa en el sexto mes del año fueron viviendas libres y el 7,4%, protegidas. La compraventa de viviendas libres subió un 20,1% interanual en junio, hasta las 53.701 operaciones, mientras que la de protegidas avanzó un 4,7%, sumando en total 4.309 operaciones.

Según el INE, el número de compraventas de viviendas realizadas entre personas físicas en el mes de junio fue de 41.420, lo que supone un 20% más que en el mismo mes de 2021. En términos mensuales (junio sobre mayo), la compraventa de viviendas cayó un 3,4%, lo que supone 7,2 puntos menos que la del año anterior.
Tras conocerse los datos del INE algunos expertos destacan que “el nuevo aumento de doble dígito y los 16 meses seguidos de incrementos confirman el carácter resiliente de nuestro mercado inmobiliario, - afirma Font de pisos.com- pese a vivir un contexto convulso y de encarecimiento drástico de las hipotecas a tipo variable”.

Desde el portal inmobiliario señalan que “el aumento interanual del 18,8% del pasado mes de junio en la compraventa de viviendas, llegando hasta las 58.010 operaciones, permite encadenar 16 meses consecutivos de tasas positivas, lo que confirma el carácter resiliente de nuestro mercado inmobiliario, pese a vivir un contexto convulso y de encarecimiento drástico de las hipotecas a tipo variable”. “El repunte interanual de las compraventas de viviendas en junio fue consecuencia tanto del incremento de las operaciones sobre viviendas nuevas, que crecieron un 7,1%, hasta las 9.822 operaciones, como del aumento de la compraventa de pisos usados en un 21,5%, hasta sumar 48.188 transacciones”.

En el análisis territorial se constata la disparidad de tendencias por regiones. Las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes fueron la Comunitat Valenciana (222), Andalucía (185) y la Región de Murcia (184). Las comunidades autónomas que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en junio fueron Canarias (42,5%), Asturias (38,3%) y Cantabria (37,3%). Cabe destacar que la única comunidad con tasa de variación negativa fue Comunidad de Madrid (-6,3%), dato que Font considera un “indicio de la normalización de las cifras en los principales mercados, que son los primeros en notar los cambios de tendencia”.

El director de Estudios de pisos.com hace balance del mercado de la compraventa en España: “Las cifras vuelven a ser una excelente noticia para nuestra industria como uno de los principales motores de la economía española. Esto se explica por una demanda acumulada muy activa, la inversión en el inmobiliario como valor refugio y, sobre todo, la anticipación de las compras de viviendas ante la subida de tipos del BCE. Tendremos que seguir muy de cerca las siguientes estadísticas, ya que previsiblemente se moderarán en los próximos meses como consecuencia de la situación inflacionaria, el cambio de política monetaria o la implementación de la nueva Ley de la Vivienda en la segunda parte del año”.

La producción industrial continuó al alza

Según el índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el avance de junio vino impulsado por los aumentos de la producción de energía (14,5%) y bienes de equipo (10,5%). También se incrementó la producción de bienes de consumo, un 6%, con mayor intensidad en los no duraderos (6,1%) que en los duraderos (5,3%), pero se redujo un 0,7% la fabricación de bienes intermedios.

El detalle de las ramas de actividad revela que los mayores aumentos de producción se registraron en la fabricación de vehículos de motor (26%), coquerías y refino de petróleo (22,8%), confección de prendas de vestir (16,9%), suministro de energía eléctrica (15,9%), artes gráficas (11,3%) e industria del calzado (11,1%). En cambio, retrocedieron la metalurgia (del 10%), las industrias extractivas (6,5%), la fabricación de material y equipo eléctrico (2,2%), la fabricación de maquinaria y equipo (2,1%) y la industria química (0,5%).
Solo tres comunidades autónomas redujeron su producción industrial en junio -La Rioja (un 4,7%), Cantabria (3,4%) y Castilla y León (2,2%)-, mientras que las alzas vinieron lideradas por Baleares (32,9%) y, en menor medida, Castilla-La Mancha (14,6%) y Aragón (12,5%).

Una vez corregidos los datos con los efectos estacionales y de calendario, la producción industrial aumentó un 7 % con respecto a junio de 2021, una tasa 2,5 puntos superior a la de mayo. También en términos corregidos el alza del IPI se explica por la buena marcha de la producción de energía (14,4%) y bienes de equipo (10,8%), así como de bienes de consumo (7,1%), mientras que la fabricación de bienes intermedios se mantuvo prácticamente sin cambios, con un avance del 0,1%.

Por lo que respecta a la evolución mensual, la producción industrial corregida aumentó un 1,1% con respecto a mayo, un punto más que el mes anterior y el tercer mes consecutivo de crecimiento.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda