IATA: el tráfico aéreo se recuperara en 2024

01 de marzo de 2022

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha comunicado en una nota de prensa que prevé que el número total de viajeros alcance los 4.000 millones en 2024, superando así los niveles anteriores a la pandemia por la Covid-19 (103% del total de 2019).

Compartir en:

La IATA carga contra el cierre de fronteras: "No detendrá a Ómicron"
En esta última actualización de las previsiones a largo plazo de la IATA no se refleja un cambio respecto a lo que se esperaba en noviembre, antes de la variante Ómicron. "La trayectoria de la recuperación del número de pasajeros a partir de la Covid-19 no ha sido modificada por la variante Ómicron. La gente quiere viajar", afirma Willie Walsh, director general de la IATA. "Todavía queda un largo camino por recorrer para llegar a una situación normal, pero la previsión de la evolución del número de pasajeros da buenas razones para ser optimistas", añade.
En 2021, el número de viajeros nacionales fue el 61% de los niveles de 2019. Se espera que esta cifra mejore hasta el 93% en 2022, el 103% en 2023, el 111% en 2024 y el 118% en 2025.

En el terreno internacional en 2021, el número de viajeros fue el 27% de los niveles de 2019. Se espera que mejore hasta el 69% en 2022, el 82% en 2023, el 92% en 2024 y el 101% en 2025. "Afortunadamente, cada vez más gobiernos han comprendido que las restricciones a los viajes tienen poco o ningún impacto a largo plazo en la propagación de un virus. Las dificultades económicas y sociales causadas por un beneficio muy limitado ya no son aceptables en un número creciente de mercados. En consecuencia, la eliminación progresiva de las restricciones está dando un impulso muy necesario a las perspectivas de los viajes", explica Walsh.

El director general de la IATA ha declarado que Asia-Pacífico es la más rezagada en la recuperación. Mientras que Australia y Nueva Zelanda han anunciado medidas para volver a conectarse con el mundo, China no muestra signos de relajar su estrategia: "Los cierres localizados resultantes en su mercado interno están deprimiendo el número de pasajeros a nivel mundial, incluso cuando otros mercados importantes como el de Estados Unidos han vuelto a la normalidad en gran medida".

En lo que respecta a Europa en los próximos años, se espera que el mercado se beneficie de las preferencias de los pasajeros por los viajes de corta distancia a medida que se recupere la confianza. Se espera que el número total de pasajeros hacia/desde/dentro de Europa alcance el 86% de los valores de 2019 en 2022, antes de recuperarse por completo en 2024 (105%).

Según detalla el comunicado, la previsión no calcula el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania. En general, el transporte aéreo es resistente a los choques y es poco probable que este conflicto afecte al crecimiento a largo plazo del transporte aéreo. Es demasiado pronto para estimar cuáles serán las consecuencias a corto plazo para la aviación, pero está claro que existen riesgos a la baja, en particular en los mercados expuestos al conflicto. Sin embargo, es probable que la confianza de los consumidores y la actividad económica se vean afectadas incluso fuera de Europa del Este por el impacto en los costes de las aerolíneas como resultado de las fluctuaciones de los precios de la energía o de los cambios de ruta para evitar el espacio aéreo ruso.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda