España supera a China en importaciones de gas licuado de 'fracking' desde EEUU

03 de octubre de 2022

Desde que comenzó el boom del 'fracking' al otro lado del Atlántico en 2016, España era en uno de los principales destinos del gas natural licuado (GNL) de EEUU en todo el mundo. Con la crisis de suministro de 2022 por la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia, ese papel se ha consolidado pese a que Francia sea este año el mayor destino en Europa para reenviarlo a Alemania y otros países necesitados de gas como Italia, Austria o Suiza tras el cierre previsto del bombeo de gas desde el Este a Occidente.

Compartir en:

La gran novedad de la última estadística del Gobierno Biden es que España acaba de superar a China en el acumulado de envíos en estos seis años en los que EEUU se ha convertido en el mayor productor de gas del mundo gracias al boom del fractura hidráulica. En concreto, según datos hasta julio del Departamento de Energía, el 7,6% de todo el GNL exportado desde 2016 descargó en la península ibérica. Todavía es el principal cliente en Europa en términos históricos aunque en los últimos meses se ha visto superado por Francia y Países Bajos.
En total, unos 916.000 millones de pies cúbicos o Bcf) o unos 290 metaneros. Estos volúmenes solo se ven superados en el acumulado por Japón (9,6%) y Corea del Sur (13,2%) en estos seis años. China acaba de caer a la cuarta plaza con el 7,6% (914.000 millones de Bcf). Francia sube a la quinta posición (6,2%) desplazando a Reino Unido a la sexta plaza mientras que Brasil e India se mantienen séptimo y octavo. Países Bajos es otro de los países que ascienden en el ranking, pasando de undécimo a la noveno.

En julio, Francia, Países Bajos y España recibieron el 41% de todo el gas que exportó EEUU al exterior, mientras que Corea del Sur y Japón se quedaron con otro 17%. La industria estadounidense envió 300.200 millones de pies cúbicos de GNL, un 0,1% menos que en junio y un 0,1% más que en el mismo mes de 2021, según los datos del informe. La capacidad de EEUU ha aumentado de forma sustancial este año con 100 metaneros embarcados en julio frente a los 97 barcos del año anterior, pese a que una de las principales instalaciones del país, Freeport, permanece inoperativa hasta noviembre debido a un accidente ocurrido en junio. Hasta ese mes, alrededor del 20% del GNL exportado procedía de ese hub gasista.

El gran salto de los países europeos en la importación de GNL se debe a que EEUU está ocupando progresivamente el papel de Rusia como principal proveedor de gas del continente después de que el Kremlin haya optado ir recortando los envíos de combustible desde 2021 y hasta reducirlo a cero en 2022 en el caso de los gasoductos que van a Alemania. Hay países como España que todavía siguen importando gas desde Rusia a través de metaneros debido a contratos de largo plazo en vigor aunque se prevé que esas cifras sigan descendiendo en los próximos meses.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda