La marca blanca gana terreno

01 de septiembre de 2022

Las marcas de distribución, popularmente llamadas marcas blancas, han elevado su peso al ofrecer, generalmente, precios más baratos. Sin embargo, también están sufriendo importantes incrementos en sus precios de venta.

Compartir en:

Según el último estudio de Nielsen IQ sobre la evolución del gasto en gran consumo, las marcas de distribución experimentaron en julio un encarecimiento medio del 13,8% respecto al mismo mes del año anterior, casi el doble que el incremento registrado en las marcas de fabricante, que fue del 7,6%. Una subida que coincide con la importante cuota que están alcanzado las marcas blancas. En julio, estas representaron el 48,8% de las compras en alimentación, 2,4 puntos porcentuales más que un año antes.
En el conjunto de los productos de gran consumo, la cuota es del 40,6%, 1,8 puntos más. El estudio indica que el gasto en marcas blancas creció un 16,8% ese mes, con un aumento en los volúmenes comercializados del 2,7%, mientras que las enseñas de fabricante crecieron un 8,5%, con una contracción de la demanda del 0,9%.

El estudio de Nielsen IQ cifra en 5.889 millones de euros el gasto en la cesta de la compra en julio, un 11,8% más que en el mismo mes de 2021. La mayor parte de ese incremento se debe a la subida de precios, ya que en volumen la subida apenas fue del 1,8%. La consultora estima en un 9,8% el alza media de los precios en productos de gran consumo, aunque en alimentación el porcentaje es mayor. En este caso, el encarecimiento fue del 12,6%, con una caída de la demanda del 0,1%, lo que dejó el crecimiento del gasto en un 12,5%. Menor fue el impacto de los precios en las bebidas, con un crecimiento de los volúmenes vendidos del 6,4%, gracias al tirón de los refrescos, aguas y bebidas alcohólicas, dejando la subida de los precios en una media del 5,5%.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda