La demanda eléctrica creció un 2,6%, pero cierra por debajo del nivel previo a la pandemia

04 de enero de 2022

La demanda eléctrica nacional ascendió a 256.462 gigavatios hora (GWh) en 2021, cifra que representa un incremento del 2,6% con respecto a 2020, aunque es un 3,1% inferior a 2019, el año anterior previo a la pandemia por el Covid-19.

Compartir en:

Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda del año pasado es un 2,5% superior a la registrada en 2020, según los datos estimados de Red Eléctrica de España. En el global de 2021, la generación procedente de fuentes renovables alcanza los 46,6%, frente al 44% de 2020 y el 37,5% de 2019. En la totalidad del año, la eólica fue la fuente que más aportó a la generación, con el 23,3%, superando a la nuclear (20,8%), los ciclos combinados (17,2%) y la hidráulica (11,4%).

En lo que se refiere a diciembre, el consumo eléctrico alcanzó los 22.049 GWh en el mes, un 1,7% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra fue un 1,3% más baja a la anotada el mismo mes de 2020.
Comparada con un periodo previo a la pandemia (diciembre de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica nacional desciende un 1,1% en el último mes de 2021.

En diciembre, y según datos estimados, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 46,2% del ‘mix’. Durante este mes, la producción de energía ‘verde’ fue de 11.053 GWh, un 7,5% inferior a la registrada en el mismo periodo de 2020. En diciembre la eólica fue la principal tecnología de generación en el país. En concreto, su producción representó el 28,8% del total del ‘mix’ (6.884 GWh), seguido del ciclo combinado (21,9%), la nuclear (16,4%), y la hidráulica (10,5%).Por su parte, la solar fotovoltaica generó 1.018 GWh, lo que supone un 37% más que en diciembre de 2020. Su aportación al ‘mix’ nacional fue del 4,3%. En el último mes de 2021, el 62,6% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente (gases de efecto invernadero).
En el sistema eléctrico peninsular, la demanda en el mes de diciembre fue 20.846 GWh, un 2,1% inferior a la registrada en diciembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda es un 1,6% inferior a la del mismo mes del año anterior.

Comparada con un periodo previo a la pandemia (diciembre de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica peninsular desciende un 1,1%.De enero a diciembre de 2021, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 242.455 GWh, un 2,4% más que en el mismo periodo de 2020. En este caso, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda se mantiene un 2,4% superior. Durante el mes de diciembre y según datos estimados, el 48% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 65,2% procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente. Por su parte, la eólica registró 6.789 GWh, siendo la primera fuente de generación, y la solar fotovoltaica 989 GWh, un 37,3% más que en el mismo mes de 2020.

En las Islas Baleares, la demanda de energía eléctrica en diciembre se situó en 436.735 megavatios hora (MWh), un 0,1% inferior a la registrada en diciembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda desciende un 1,4% Comparada con un periodo previo a la pandemia (diciembre de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica balear aumenta un 2,6%. En el cómputo total del año, la demanda balear se estima en 5.527.335 MWh, un 11,9% más que en el mismo periodo de 2020. El ciclo combinado, con un 83,3% de la energía producida en Baleares, fue la primera fuente de generación eléctrica del archipiélago en diciembre, seguida de la de motores diésel (6%).

En el mes, la energía renovable y que no emite CO2 equivalente (gases de efecto invernadero) generada en la comunidad balear representó un 5,2% del total. Además, durante diciembre, la energía eléctrica procedente del enlace submarino entre la Península y Mallorca cubrió el 7,2% de la demanda eléctrica balear. Por su parte, en el archipiélago canario la demanda de electricidad se situó en diciembre en 731.981 MWh, un 10% superior a la registrada en el mismo mes de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra se incrementa un 9,9%.

Comparándola con un periodo previo a la pandemia, el mes de diciembre de 2019, y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica canaria desciende un 2,2%. En 2021, la demanda canaria estimada ascendió a 8.075.627 MWh, un 1,6% más que en el mismo periodo de 2020. El ciclo combinado, con el 45,8% del total, fue la primera fuente de generación eléctrica de diciembre, mientras que las renovables y tecnologías libres de emisiones alcanzaron el 15,5% de la producción.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda